El presidente Joe Biden, en la maniobra presupuestaria desarrollada para 2022, canceló los fondos para la construcción del muro en la frontera entre Estados Unidos y México, incluidos los ya aprobados por su predecesor Donald Trump para la obra y aún sin utilizar.

El objetivo confirmado por el gobierno de Biden, por lo tanto, es combatir las causas profundas de la inmigración y no desalentarla con medidas represivas.

Sin embargo, el presidente pidió 1, 200 millones de dólares para seguridad fronteriza.

En general, la maniobra propuesta prevé un gasto de más de 1, 500 mil millones de dólares.

Se requieren unos 770 mil millones de dólares para gastos no relacionados con la defensa, como salud, educación, lucha contra el cambio climático, y lucha contra la pobreza.

Publicidad