Tras denunciar fraude en las elecciones internas a la diligencia nacional del Partido Revolucionario Institucional y renunciar al propio partido, Ivonne Ortega Pacheco aclara que no se mudara a otro partido.

La excandidata a la presidencia del PRI dejó claro que no tienen intenciones de afiliarse a ningún otro partido político.

Ortega explica su decisión de no impugnar los resultados de la elección interna del PRI como un “último acto de cariño al partido”, pues explica que una impugnación postelectoral habría lastimado al partido y no quería dañarlo.

Por su parte, tanto Alejandro Moreno como Lorena Piñón se han pronunciado por la renuncia de Ortega a la militancia del PRI. Mientras que Moreno lamenta su salida, Piñón pidió a quienes simpaticen con la ex gobernadora a que permanezcan en el partido.

Publicidad