“Estamos muy satisfechos” con la reforma constitucional que da creación a la Guardia Nacional, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ahora, señaló el primer mandatario a la prensa reunida en Palacio Nacional, solo se espera que “se apruebe por mayoría calificada (en la Cámara de Diputados),

para que pase a los estados y se proceda a aprobarse”.

Así, agregó, “vamos a tener un marco legal con el apoyo de las fuerzas armadas: policía militar, naval y federal”. Se trata, explicó López Obrador de “sumar elementos, recursos y voluntades” para trabajar de manera coordinada y garantizar la paz en el país.

Con esta reforma “se dará un giro a la fuerzas armadas”, con respeto a los derechos humanos y vigilancia del uso adecuado de la fuerza; estos cuerpos, detalló, van a desarrollar tareas de seguridad nacional, interior y pública para garantizar la tranquilidad en el país.

La reforma constitucional de creación de la Guardia Nacional “permite que las fuerzas armadas ayuden en labores de seguridad pública”, destacó el Jefe del Ejecutivo, al subrayar que por muchos años, actuaron bajo “una situación irregular no apegada a la Constitución”.

Ayudaban, pero no como lo establece la Carta Magna pero con los cambios aprobados, ya se tiene un marco legal para que los uniformados ayuden en labores de seguridad pública, apuntó.

Fue un apoyo unánime algo pocas veces visto, “mi reconocimiento a los senadores de todos los partidos”, enfatizó el presidente López Obrador.

Publicidad