El gobierno mexicano no hará uso de la fuerza en contra de los migrantes que se encuentran en la frontera, aseguró el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y los llamó a retomar el diálogo con las autoridades.

Agregó que hay un intento violento para pasar la frontera, “están utilizando a niños como carne de cañón” para ver que se les violenten derechos, sin embargo el gobierno mexicano no caerá en provocaciones.

Además, sostuvo que del gobierno mexicano hay un ofrecimiento de ayudar a los migrantes, “lo que queremos es tener la oportunidad de rescatarlos porque son una población vulnerable, y en este momento hay desinformación”.

Recordó que acordaron con los dirigentes de la caravana que no se les cerraría el paso, “lo único que se pedía es que fuera ordenado para poder tener una estancia documentada en México y no estar sujetos a irregularidades, lo cual fue aceptado por los migrantes”.

Sin embargo hubo un rompimiento de acuerdos pese a que el gobierno se comprometió a protegerlos, por lo que pidió que los migrantes regresen al diálogo que se tenía con las autoridades, para que el gobierno pueda respaldar a la caravana bajo el marco de las leyes nacionales en materia migratoria.

En caso de que no se retome el diálogo, el funcionario federal dijo que se valorará el uso de la fuerza, aunque dejó claro que la policía no violentará a los grupos vulnerables.

Publicidad