Los efectos de las medidas de austeridad se reflejaron al llegar al décimo mes del año, ya que el gasto público neto ascendió a 4 billones 644.1 mil millones de pesos entre enero y octubre de 2020, lo que representó un subejercicio de 364 mil 136 millones de pesos, indicó esta tarde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En su informe mensual a octubre, la dependencia indicó que el gasto público resultó 2 por ciento inferior en términos reales con respecto a igual periodo de 2019.

Te puede interesar: En dos años: AMLO acumula poder; concentra decisiones 

Para dimensionar el subejercicio, el monto observado a octubre es similar al gasto total anual en educación media superior y educación superior, incluso, el monto estaría cercano al costo de la deuda del Gobierno federal si este hubiera contratado deuda para otorgar estímulos fiscales al empleo en el contexto de la pandemia.

El subejercicio del gasto también equivale a alrededor de 1.6 puntos porcentuales del PIB.

El reporte mensual indicó que, del total del subejercicio, 246 mil 977 millones de pesos corresponden a gasto programable, es decir, el que recae principalmente en las Secretarías de Estado, y 117 mil 158 millones de pesos son de gasto no programable.

El gasto no programable fue menor a lo calendarizado debido, principalmente, al menor costo financiero y a las menores participaciones a las entidades federativas.

Esto último se ha compensado oportunamente con recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).

Hacienda destacó que el gasto destinado a subsidios, transferencias y aportaciones, distintas de servicios personales, fue superior en 5.5 por ciento real entre enero y octubre comparado con igual lapso del año pasado, mientras que el gasto de operación de la Administración Pública Federal disminuyó 4.4 por ciento real.

Ingresos

Los ingresos presupuestarios sumaron 4 billones 295.3 mil millones de pesos en los primeros 10 meses del año, lo que implicó una caída de 4.9 por ciento real respecto de igual periodo del año pasado.

Asimismo, los ingresos se quedaron 281 mil 853 millones de pesos por debajo de los programados.

Los ingresos tributarios en enero-octubre se mantuvieron prácticamente iguales en términos reales a los de 2019, al presentar una variación de -0.6 por ciento.

Los ingresos no tributarios aumentaron 65.7 por ciento real anual en el mismo periodo, reflejando el uso de ahorros para evitar recurrir a deuda para financiar los programas y proyectos dirigidos a hogares y empresas.

Durante los primeros 10 meses del año, los ingresos petroleros se redujeron 42.9 por ciento en términos reales, derivado de la caída en la demanda de hidrocarburos como consecuencia del confinamiento global.

Publicidad