Los nuevos datos de las encuestas sugieren que Donald Trump se ganaría fácilmente el apoyo de los votantes republicanos si las primarias se celebraran este año.

Una encuesta de Politico-Morning Consult, publicada el martes, mostró que el 59 por ciento de los encuestados republicanos quieren que Trump continúe desempeñando un papel destacado en el partido, y el 54 por ciento dijo que apoyarían a Trump en las primarias.

La popularidad de Trump entre los republicanos se redujo después de la insurrección del Capitolio, pero se disparó a raíz de su absolución de juicio político.

Te puede interesar: Póngase del lado de la víctima, no defienda a un violador: pide a AMLO víctima de Felix Salgado

A pesar del gran apoyo, Trump también ha logrado alejar a decenas de miles de republicanos del partido.

La semana pasada, más de 120 destacados legisladores y líderes republicanos se reunieron para discutir la formación de un tercer partido de centroderecha para contrarrestar a Trump.

El ex presidente eludió la condena en su juicio político, lo que significa que no se le impedirá volver a buscar un cargo público en 2024.

Sin embargo, Trump también tendrá 78 años para el día de las elecciones de 2024, y aunque muchos republicanos lo aman, una encuesta de CNBC mostró que la mitad de los estadounidenses lo odian.

Algunos otros nombres republicanos notables aparecieron muy por detrás de Trump en la encuesta.

El exvicepresidente Mike Pence ocupó el segundo lugar en la encuesta, y el 12 por ciento de los encuestados dijeron que lo respaldarían si las primarias fueran hoy.

Pence se convirtió en enemigo de los partidarios de Trump el día de la insurrección en el Capitolio porque no traspasó sus límites e intentó descarrilar el recuento del colegio electoral.

Donald Trump Jr. y la ex gobernadora de Carolina del Sur y embajadora de las Naciones Unidas Nikki Haley empataron en el tercer lugar con un 6 por ciento. El dúo representa lados opuestos de la parte fracturada.

Si bien el hijo de Trump se ha hecho eco de sus llamados a una guerra entre partidos contra los llamados “republicanos solo de nombre”, Haley condenó a Trump poco después del ataque al Capitolio.

“Tenemos que reconocer que nos defraudó”, le dijo a Politico. “Él tomó un camino que no debería haber hecho, y no deberíamos haberlo seguido, y no deberíamos haberlo escuchado. Y no podemos permitir que eso vuelva a suceder”.

A pesar de la popularidad del expresidente, Haley confiaba en que “no volvería a postularse para un cargo federal”.

Publicidad