Tras la tragedia ocurrida en Tlahuelilpan, Hidalgo, el gobierno mexicano comenzó a difundir spots en los que llama a la población no sólo a denunciar el huachicoleo, sino a no acercarse a fugas ni tomas clandestinas de combustible, porque es peligroso.

Desde el 27 de diciembre en que Andrés Manuel López Obrador puso en marcha su plan anti huachicol, el gobierno incluyó spots en redes sociales, radio y televisión para denunciar ese ilícito a través del número telefónico 01800 228 9660.

El viernes, día de la tragedia, López Obrador habló en su conferencia de prensa mañanera del peligro que enfrentan quienes roban combustible de los ductos.

Pero ahora, ocurridos los hechos de Hidalgo, en el que perdieron la vida hasta ahora 79 personas que se encontraban cerca del ducto que explotó, los mensajes ya incluyen una alerta de riesgo para que los ciudadanos eviten acercarse.

“El robo de combustible no sólo es un delito, es una actividad peligrosa, no te pongas en riesgo, evita acercarte a las fugas y a las tomas clandestinas. Reporta a los huachicoleros al número 01800 228 9660

Esta tarde el promo fue publicado en por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en su cuenta de Twitter.

En su red social la funcionaria federal también escribió “El robo de combustible ha causado graves daños y dolorosas pérdidas a todas y a todos. Hagamos cumplir el Estado de Derecho. #PlanVsHuachicoleo”.

Publicidad