Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, indicó que sin voluntad para que la corrupción sea considerada un delito grave, situaciones como la del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, son “puro circo”.

“Siempre hemos hablado de actos espectaculares, de simulación, y ¿por qué se presentan estas cosas?, porque hasta ahora la corrupción no es un delito grave en las leyes de nuestro país, ¿no les parece eso, extraño, raro?”, agregó López Obrador.

Abundó que “diputados y senadores han pasado y no han hecho una reforma para que sea considerado delito grave el robo, el peculado, la corrupción”, por ello -recordó- se está proponiendo que la corrupción sea calificada como delito grave y que se sancione con severidad a quien lo cometa.

Minutos antes de reunirse en su casa de transición con quienes formarán parte de su gabinete de trabajo, el presidente electo consideró que si no hay voluntad política, “entonces todo es puro circo, molesta cuando digo eso, pero es verdad”.

Publicidad