Agencia Reforma

El Presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, recibió un ‘regalazo’ del Senado de la República. Su mandato fue prolongado dos años más, a pesar de que la Constitución dice que su periodo en la presidencia es de cuatro años y no puede reelegirse.

La gestión de Zaldívar -quien ha mostrado afinidad con el Presidente Andrés Manuel López Obrador- debía concluir en enero de 2023 y ahora terminará hasta noviembre de 2024.

El senador del Partido Verde, Raúl Bolaños, introdujo de último momento un artículo en el dictamen de la reforma al Poder Judicial y fue votado con 85 votos a favor, 25 en contra y cuatro abstenciones. Opositores dijeron que era un “golpe de Estado judicial” pues el transitorio se conoció hasta la sesión, sin previo aviso.

También se extendió de 5 a 7 años el periodo para los miembros del Consejo de la Judicatura Federal. La reforma pasó a la Cámara de Diputados, donde Morena tiene mayoría.

Foto Reforma

La reacción de senadores opositores fue colérica. Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano (MC), dijo que el Presidente de la República “no tuvo los pantalones de poner este artículo en la reforma”.

Llamó al Ministro Arturo Zaldívar a que, por dignidad, no acepte la enmienda aprobada.

La senadora Xóchitl Gálvez acusó “agandalle”. El senador Emilio Álvarez Icaza calificó de grave e inconstitucional la decisión.

El senador Damián Zepeda (PAN) reclamó que, con esta reforma, la administración federal busque controlar al Consejo de la Judicatura, que administra y vigila a los más de 850 tribunales y juzgados federales.

“Esta concentración del poder en la figura del presidente de la Corte afecta la independencia de jueces y magistrados, como se ha demostrado en los hechos, frente a un titular del Poder Ejecutivo que interviene en decisiones no sólo borrando a las Secretarías de Estado sino queriendo intervenir de manera directa en otros poderes”, agregó.

Foto Reforma

“Mañana entonces (habrá) un transitorio que le puede ampliar el tiempo que dure el Presidente de la República actual, de ese tamaño es la gravedad”, alertó Zepeda.

El Ministro Zaldívar ha sido crítico de los ajustes políticos de la ley para prorrogar indebidamente periodos de funcionarios, como el que ahora le benefició. Cuando se prorrogó el periodo de magistrados electorales, donde fue favorecido José Luis Vargas, con tres años más en el cargo, Zaldívar dijo que violaba el artículo 99 Constitucional, porque los nombramientos originales se habían dado para un plazo específico, por lo que, modificarlos a posteriori, no era un procedimiento constitucional.

Cuando se revisó en la Corte la ley que pretendía prorrogar el mandato del morenista Jaime Bonilla en BC, Zaldívar calificó la intentona de “maquinación” para burlar la voluntad popular “usando la Constitución para violar la Constitución” y minar la democracia.

Publicidad