El aborto es una tragedia, reiteró el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, al señalar que, con ello, se desune a la mamá de su hijo y se hace que pierda la vida. 

En su homilía en la Catedral Metropolitana de Xalapa dijo que la dependencia que tiene un bebé en el vientre y después en sus primeros años, no debería romperse.

“El bebé está apegado a la mamá y a través del cordón umbilical está succionando todo lo que necesita para su crecimiento, su desarrollo, primero como feto hasta que se va formando todo un bebé, entonces es como subsiste y como da fruto, tanto la mamá como el pequeño bebé que su trabajo en ese momento, es su desarrollo, su crecimiento humano”, dijo. 

Reyes Larios explicó que, dado que el bebé todo lo va recibiendo de su mamá, tiene que estar siempre unido a ella. 

Te puede interesar: Congreso subcontrata a sus empleados de limpieza; ellos se manifiestan

“Por eso es una tragedia el aborto y esas cosas porque es de repente desunirlo completamente de la madre y hacerlo perder la vida, a un bebito o una bebita; pero es otro de los ejemplos que podemos decir de cómo la unión es tan indispensable, tan necesaria”, añadió. 

También subrayó que se dice que Jesús es el esposo de la iglesia y si ésta permanece totalmente unida a Jesús, entonces da muchos frutos y buenas obras. 

“Pero tiene que estar unida a Jesucristo a través de la gracia y del cumplimiento de los mandamientos. Ese es el criterio y testimonio de decir, sí se está unido, eso es lo básico. Todos nosotros por el bautismo recibimos el ser hijos e hijas de Dios y por eso estamos unidos a Jesucristo y al padre por Jesucristo en el Espíritu Santo y cómo se va a verificar eso, por las obras que realicemos”, dijo. 

Publicidad