La fracción parlamentaria del Partido del Trabajo (PT) en la Cámara de Diputados, salió en defensa de su intención de ocupar la Mesa Directiva del recinto, y su derecho a sumar integrantes de otras bancadas a sus filas, como ha estado haciendo en las últimas semanas.

En un pronunciamiento virtual, el vicecoordinador Gerardo Fernández, negó tajante las acusaciones del coordinador del Partido Encuentro Social (PES), Jorge Argüelles, respecto a que se ofrecieron hasta cinco millones de pesos por diputado, para incrementar el número de integrantes de la fracción petista.

Te puede interesar: México va hacia un régimen comunista con actual gobierno, asegura el cardenal Sandoval

Retó al diputado Argüelles Victorero a presentar pruebas o a retractarse de las afirmaciones que calificó como “temerarias” y “falsas”.

“Rechazo categóricamente esa acusación y se lo exigí en la Junta de Coordinación Política y lo hago aquí públicamente a Jorge Argüelles, que diga a quiénes, a quién se les ha dado dinero y quién se los ha entregado, que lo diga, para que podamos proceder y si no, que se retracte”, lanzó.

También llamó al líder de la fracción mayoritaria del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Mario Delgado, a convocar al diálogo y al encuentro a los aliados del PT y el PES, a fin de resolver el diferendo.

El congresista reconoció que si no hay un acuerdo favorable con el PES y no se recompone la unidad en la coalición legislativa, la mayoría también corre el riesgo de no alcanzar la votación de mayoría calificada que se requiere para la renovación de la Directiva en el recinto.

Aunque negó que el PT esté utilizando como elemento de presión a los integrantes de Encuentro Social, el ofrecimiento de candidaturas para que se reelijan, reconoció que ese tema está involucrado.

Si algún diputado del PES buscara la reelección en los comicios del año entrante, sólo podrá hacerlo por Morena o PT, ya que su partido desapareció.

Y no podrían acceder a candidaturas, si rompen la alianza parlamentaria, como ya lo han hecho, enfatizó.

“Yo creo que Mario Delgado debería convocarnos a Morena, PT y PES, para restablecer la coalición legislativa, para serenarnos, para decidir para adelante todo”, apuntó, porque están en juego el resto de los temas por abordar en el recinto, como el presupuesto y la iniciativa de reforma del Presidente de la República sobre pensiones.

Insistió en que el PT ya tiene asegurados a más diputados que engrosarán sus filas, e incluso podría subir en los próximos días, de 43 a 50 o 52 miembros, lo que le garantizaría el acceso a la presidencia del recinto.

El traslado no se ha formalizado, reconoció, porque algunos de los diputados involucrados forman parte la bancada del MOREN, que si pierde la mayoría absoluta de 251 integrantes, podría entrar en el riesgo de que otras fracciones parlamentarias le pidan dejar la presidencia de la Junta de Coordinación Política.

Aunque se ha hablado del tema con el coordinador Delgado Carrillo, éste no ha expresado la intención de querer dejar el puesto de gobierno que ocupa en la Cámara y que se encarga de las decisiones políticas y administrativas en el Palacio Legislativo, apuntó.

“Tenemos más que el PRI ya, tenemos más que el PRI. Nuestra… van a decir que estamos haciendo cuentas alegres, pero yo creo que vamos a andar por 52, entre 50 y 52. Una de las razones de por qué nosotros no hemos formalizado el número de legisladores que se integran con nosotros, porque es un número de MORENA importante, es que nosotros estamos en la intención de que se pueda mantener la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva”, aseveró.

Afirmó que con esos traslados de diputados, el PT no forma una mayoría artificial, como acusan bancadas de oposición.

Por el contrario, recupera miembros que al inicio de la Legislatura, a la que llegó con 61 diputados y diputadas, cedió a Morena, para que alcanzar la mayoría absoluta de 251 congresistas.

Al dar a conocer algunos detalles de la plática entre los líderes parlamentarios, en la reunión de Junta de Coordinación realizada de manera virtual este lunes 3 de agosto, el legislador reveló que el coordinador de Encuentro Social también mostró su apoyo al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que formalmente sigue siendo la tercera fuerza política en la Cámara, advirtió que él podría cederle hasta 15 integrantes al tricolor.

Los diputados petistas recalcaron que tienen hasta un día antes de la Sesión Preparatoria en el recinto, previa al cambio en la Mesa Directiva, para convertirse en tercera fuerza política y reclamar la dirección.

Fernández Noroña agregó que su fracción está decidida a asumir la Directiva de San Lázaro, no por ambiciones políticas, sino para apoyar al gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador y “por el bien del país”.

Las acciones para lograrlo, dijo, son legales y no están fuera de la ética ni de la moral, como se les acusa.

Aclaró que la polémica fue tema de discusión en la Junta de Coordinación, pero no se acordó abrir investigación.

Publicidad