Basada en la teoría de los seis grados de separación que sostiene que una persona puede conectarse con cualquier otra en el planeta a través de una cadena de conocidos que no tienen más de cinco intermediarios, la artista Ángela González propone su trasposición al lenguaje visual mediante la muestra Conexiones, disponible a partir de las 19:00 horas (tiempo del Pacífico) de este martes 9 de marzo en las redes sociales del Centro Cultural Tijuana, institución de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.

Te puede interesar: Banksy subasta una obra y cederá lo recaudado a los médicos

La obra de Ángela González, artista multidisciplinar mexicana, se expresa, en el caso de esta exposición, a través del retrato, el bordado con hilo, la pintura, la fotografía y el textil, elementos que integra en cada una de sus piezas con ingeniosa urdimbre para formar unidades significantes.

Anuncios

Con residencias artísticas en pintura y litografía en Oaxaca, acuarela en Lucca, Italia, y Lyon, Francia, así como collage textil y bordado contemporáneo en Belforte del Chienti, Italia, la artista visual mexicana ha participado en más de 100 exposiciones individuales y colectivas en Italia, Países Bajos, España, Dinamarca, Taiwán, Argentina, Estados Unidos y, desde luego, México.

Con una maestría en la especialidad de reproducción de muñecas de porcelana de los siglos XVIII y XIX, Ángela González decidió exhibir una colección de los nudos de su existencia, por decirlo así, los vínculos –afectivos, vitales– que la han unido a determinadas presencias, sean personas u objetos, y que en conjunto representan sus Conexiones no sólo con el mundo exterior, sino ante todo con la memoria sensible de la autora.

“El deseo de expresión de la artista toma forma a partir del título mismo de su exposición: Conexiones”, señala el pintor y escritor italiano Alfonso Caputo al explicar que ese nombre sirve a Angela Gonzalez “para representar su universo” interno.

“La conexión es una relación cercana y de interdependencia entre hechos, ideas, objetos y personas”, precisa, “algunas veces es evidente, inmediata y fácilmente perceptible, pero otras veces esta conexión necesita un profundo deseo de ir más allá de lo material, más allá de lo aparente que se percibe”.

Caputo sostiene que en los trabajos de “esta artista multifacética y altamente expresiva” existen conexiones obvias entre las personas; “las fotografías hablan de esto, unidas más allá de la distancia y el tiempo”.

Existen igualmente conexiones entre lugares y entre lugares y personas, añade. “Fotografías, bordados, objetos y piezas de tela, pero sobre todo hilos que realizan la función de guiar y conectar los elementos”, objetivos y subjetivos, que componen cada obra.

“Pero también hay conexiones impalpables que encuentran su entorno natural en las pinturas. Estas últimas son las conexiones invisibles, aquellas que solo aquellos que abren el corazón y la mente pueden realmente percibir”, advierte el artista italiano al resumir que en la exposición de Ángela González existe “conexión entre materiales, conexión entre personas, conexión entre diferentes técnicas. Un solo camino contiene todo esto”.

En otras palabras, la exposición muestra “la atención, sensibilidad y la firme determinación de resaltar su propia capacidad, subjetiva y objetiva, para establecer conexiones con el mundo, o los mundos, en que la artista está inmersa,y del que ella forma parte integrante”, afirma Caputo.

Y añade: “Su búsqueda de color, su composición con paciencia y precisión; su búsqueda de la armonía en la composición, que no se detiene hasta que la misma composición aparece completa, son elementos esenciales de su condición de artista. Un diálogo continuo hecho de palabras, pero también de niveles de comunicación profunda. Ángela González se comunica con los demás, se abre al conocimiento y mantiene un diálogo continuo con las personas que conoce y con sus propias obras, desde el primer momento de su concepción hasta su completa realización”.

Publicidad