El Memorial de los indios de Tepetlaoztoc al monarca español contra los encomenderos del pueblo es un texto de mediados del siglo XVI escrito en esa localidad homónima mexicana, que antaño bajo el dominio de Texcoco. Se trata de una relación de protestas sobre los abusos de los encomenderos estructurada en cuatro secciones argumentales y desarrollada a lo largo de 72 páginas de papel europeo y 144 láminas. El medio empleado para ello es una combinación de pictogramas y texto aclaratorio (en español pero con abundancia de palabras nahuas).

Las imágenes muestran palizas a los indios pero las quejas abarcan un amplio abanico que incluye excesos tributarios y de servicios personales, pleitos sobre la propiedad de la tierra, etc. La legislación española exigía testimonio escrito para proceder a su registro en las instancias correspondientes de la Alcaldía Mayor, la Real Audiencia de México y el Consejo de Indias, dadas las dificultades que aún había con el idioma y la necesidad de traducir. Por ello, los procesos solían ser lentos y farragosos, de ahí que a veces se optase por acudir a la Corona.

El Memorial, escrito en 1554, es básicamente una solicitud de moderación -no exención- de tributos y prestaciones pero también forma parte de un litigio emprendido por el cacique y su comunidad contra el encomendero Gonzalo de Salazar y su hijo Juan Velázquez de Salazar:“De estos tributos los indios están agobiados por haber poca gente y sin recursos y porque las tierras del pueblo son escasas y pobres, suplican a su Majestad tenga en cuenta los agravios que han recibido en veintisiete años en que han estado encomendados [al dicho] factor, para que les haga merced de quitarles parte de los dichos tributos, que se han pintado en este libro”.

Es un documento de gran valor testimonial que sirve para conocer la historia de esa comunidad, ya que no se limita a enumerar demandas sino que cuenta cómo era antes de la conquista, desde 1431 hasta la fecha de su redacción, la genealogía de sus gobernantes, la lista de encomenderos desde Cortés, la relación de tributos entregados, la tasación al respecto efectuada tres años antes por el juez Pedro Vásquez de Vergara y oidor Antonio Rodríguez de Quesada. Incluso añade un par de mapas de la región noreste de Texcoco con los límites de Tepletaoztoc.

Se conserva en el British Museum, al que llegó en un rocambolesco viaje después de que lo robasen de España las tropas napoleónicas y fuera adquirido por Lord Edward King, vizconde de Kingsborough, un coleccionista que le ha dado su nombre (también se conoce comoCodex Kingsborough). En el enlace adjunto se pueden ver digitalizadas todas las láminas.

Publicidad