EL Circo Atayde Hermanos “ha sorteado” diversas etapas y “sigue en pie”, a pesar de haber vivido momentos cruciales como sucedió durante la Revolución Mexicana, diversas crisis económicas, la prohibición de presentar animales en los espectáculos y ahora el receso obligado por la pandemia.

“La gesta revolucionaria fue una de las situaciones muy difíciles y el circo sirvió de punto de reunión a Francisco I. Madero, entonces, imagina la magnitud de ese arte. También nos tocaron las dos guerras mundiales, de las cuales vivimos sus consecuencias; muchas crisis económicas, cambios de ideología política y la normatividad de no poder presentar animales fue algo muy fuerte y agravó la situación en las taquillas, pero no poder trabajar de ninguna manera debido a la pandemia nos golpeó durísimo”, explicó Celeste Atayde Canestrelli, gerente general del único y original Atayde Hermanos.

Son 133 años de tradición circense, que la familia Atayde busca prolongar ahora con su quinta generación y tras un receso a escala mundial por la emergencia sanitaria; al tiempo, que se reinventa para presentar su espectáculo Galas mágicas, del 29 de abril al 2 de mayo, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, donde, además del virtuosismo en juegos malabares, aerealistas, payasos, contorsionistas y equilibristas, ofrecerán un número de caballos fantásticos.

Celeste Atayde detalló: “En esta temporada vamos a regresar con animales, pero serán marionetas, de tamaño real, manipuladas por personas, porque hemos visto que mucha gente añora y tiene la remembranza de esos actos y, sin infringir la normatividad que nos impone la ley, también aparecerá un elefantito africano, con el que se identificarán los pequeños porque hará cosas lindas”.

A lo largo de la función, prosiguió Atayde, “habrá iluminación, muchos efectos especiales, con la finalidad de que se observe la magia que poseen estas galas; ahora es un formato diferente y un producto específico, porque no tener un espacio en 360 grados –como es un circo tradicional, en redondo–, y nada más tener un frente, de alguna manera nos facilita hacer las presentaciones, pero, por otro lado, se complica la instalación de aparatos grandes, de tal suerte, que traemos actos aéreos que se ajustan a las necesidades y requerimientos que el teatro tiene en su estructura física”.

Tampoco, agregó, “podemos poner trapecistas con la red de protección como los que normalmente conocemos, porque no lo permite la estructura del recinto, pero sí hay actos aéreos como telas, cintas, aros que sin problema se pueden presentar”.

Calidad

Esta forma de presentarse en teatro la comenzó en 2018, en los festejos del 130 aniversario de la compañía, pero ahora “nos sujetamos a lo que se puede hacer, sin perder la calidad que siempre ofrecemos al espectador”.

La renovación del Circo Atayde, ha sido “enfocada a lo que la gente acostumbra ver en la actualidad, por eso la tecnología y efectos especiales son una parte muy importante en los espectáculos; de 2014 a la fecha las hemos implementado, pero han sido más utilizadas en presentaciones en grandes foros como las arenas Monterrey y Ciudad de México, en 2019”.

Durante la pandemia, “tuvimos que entrar a la modalidad del streaming, pero también me asocié con una prima para atender necesidades de los municipios en diversos estados con hospitales móviles Covid, de manera que nos hemos sumado a la labor social”.

En el recinto del Centro Histórico, la institución circense y Producciones Alberto Atayde ofrecerá un espectáculo especial con un elenco integrado por artistas seleccionados de los festivales Nuevo Circo y Encuentro de Circo Joven que, desde hace 15 años, realiza la compañía Atayde.

El Circo Atayde Hermanos presentará sus Galas mágicas en seis únicas funciones del 29 de abril al 2 de mayo, jueves y viernes a las 19 horas, y sábados y domingos a las 13 y 18 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, Donceles 36, Centro Histórico.

Ana Mónica Rodríguez 

EL Circo Atayde Hermanos “ha sorteado” diversas etapas y “sigue en pie”, a pesar de haber vivido momentos cruciales como sucedió durante la Revolución Mexicana, diversas crisis económicas, la prohibición de presentar animales en los espectáculos y ahora el receso obligado por la pandemia.

“La gesta revolucionaria fue una de las situaciones muy difíciles y el circo sirvió de punto de reunión a Francisco I. Madero, entonces, imagina la magnitud de ese arte. También nos tocaron las dos guerras mundiales, de las cuales vivimos sus consecuencias; muchas crisis económicas, cambios de ideología política y la normatividad de no poder presentar animales fue algo muy fuerte y agravó la situación en las taquillas, pero no poder trabajar de ninguna manera debido a la pandemia nos golpeó durísimo”, explicó Celeste Atayde Canestrelli, gerente general del único y original Atayde Hermanos.

Son 133 años de tradición circense, que la familia Atayde busca prolongar ahora con su quinta generación y tras un receso a escala mundial por la emergencia sanitaria; al tiempo, que se reinventa para presentar su espectáculo Galas mágicas, del 29 de abril al 2 de mayo, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, donde, además del virtuosismo en juegos malabares, aerealistas, payasos, contorsionistas y equilibristas, ofrecerán un número de caballos fantásticos.

Celeste Atayde detalló: “En esta temporada vamos a regresar con animales, pero serán marionetas, de tamaño real, manipuladas por personas, porque hemos visto que mucha gente añora y tiene la remembranza de esos actos y, sin infringir la normatividad que nos impone la ley, también aparecerá un elefantito africano, con el que se identificarán los pequeños porque hará cosas lindas”.

A lo largo de la función, prosiguió Atayde, “habrá iluminación, muchos efectos especiales, con la finalidad de que se observe la magia que poseen estas galas; ahora es un formato diferente y un producto específico, porque no tener un espacio en 360 grados –como es un circo tradicional, en redondo–, y nada más tener un frente, de alguna manera nos facilita hacer las presentaciones, pero, por otro lado, se complica la instalación de aparatos grandes, de tal suerte, que traemos actos aéreos que se ajustan a las necesidades y requerimientos que el teatro tiene en su estructura física”.

Tampoco, agregó, “podemos poner trapecistas con la red de protección como los que normalmente conocemos, porque no lo permite la estructura del recinto, pero sí hay actos aéreos como telas, cintas, aros que sin problema se pueden presentar”.

Calidad

Esta forma de presentarse en teatro la comenzó en 2018, en los festejos del 130 aniversario de la compañía, pero ahora “nos sujetamos a lo que se puede hacer, sin perder la calidad que siempre ofrecemos al espectador”.

La renovación del Circo Atayde, ha sido “enfocada a lo que la gente acostumbra ver en la actualidad, por eso la tecnología y efectos especiales son una parte muy importante en los espectáculos; de 2014 a la fecha las hemos implementado, pero han sido más utilizadas en presentaciones en grandes foros como las arenas Monterrey y Ciudad de México, en 2019”.

Durante la pandemia, “tuvimos que entrar a la modalidad del streaming, pero también me asocié con una prima para atender necesidades de los municipios en diversos estados con hospitales móviles Covid, de manera que nos hemos sumado a la labor social”.

En el recinto del Centro Histórico, la institución circense y Producciones Alberto Atayde ofrecerá un espectáculo especial con un elenco integrado por artistas seleccionados de los festivales Nuevo Circo y Encuentro de Circo Joven que, desde hace 15 años, realiza la compañía Atayde.

El Circo Atayde Hermanos presentará sus Galas mágicas en seis únicas funciones del 29 de abril al 2 de mayo, jueves y viernes a las 19 horas, y sábados y domingos a las 13 y 18 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, Donceles 36, Centro Histórico.

Publicidad