Un nuevo grafiti, cuya autoría podría ser del artista callejero Bansky, cuya identidad se desconoce, apareció ayer en la mañana, antes del Día de San Valentín,  en la ciudad de Bristol, al oeste de Inglaterra.

La pieza, realizada en el muro de una casa en el barrio de Barton Hill, muestra en la parte inferior izquierda una imagen en blanco y negro de una niña encapuchada, con una bufanda en el cuello que trae en la mano izquierda una resortera, que al parecer, acaba de disparar. Su mano derecha está atrás, como si acabara de accionar la resortera.

 La chica trae, además, una bolsa que apoya en su hombro izquierdo, cruzada en bandolera sobre su pecho.En la parte superior derecha de la pared aparece una plasta roja hecha con hojas y flores de plástico, que imita una mancha de sangre

Las creaciones de este artista urbano llaman la atención porque agrega elementos oscuros e irónicos a sus creaciones.

Bansky acostumbra subir imágenes de sus obras a Instagram para confirmar la autoría, pero en esta ocasión no lo ha hecho, por lo que se desconoce si él realizó el grafiti o es de otro autor.

El descubrimiento de la pieza lo hizo la Asociación Somalí de Bristol, que dio a conocer el hallazgo del grafiti mediante su cuenta de Twitter @BSCAAssociation

Publicidad