Aficionados mexicanos lanzaron una insólita campaña para que la Selección quede fuera del Mundial.

De acuerdo con las convocatorias que se replicaron en las redes sociales, la apuesta es lanzar gritos homofóbicos en el partido que México disputará mañana en el Estadio Azteca contra EE.UU. como parte de la recta final para el Mundial de Catar, que comenzará en noviembre próximo.

“Grita Puto” y “México sin Mundial”, son los llamados de los hinchas que saben que este tipo de insultos están prohibidos y ameritan sanciones. Si la Federación Mexicana de Fútbol no logra impedir que los cantos se escuchen, la FIFA tendría que tomar medidas.

Anuncios

Esta es la forma que han encontrado los aficionados para protestar ante la inconformidad que causaron las sanciones por los violentos enfrentamientos que se registraron el pasado 5 de marzo en el choque entre Querétaro y Atlas y que dejaron un saldo de decenas de heridos.

Te puede interesar: Medidas de ayer para la violencia de hoy: El fútbol regresa a los estadios en México con tarjeta roja a las barras en las gradas

Las imágenes de gente corriendo, sangrando y tirada en la cancha recorrieron el mundo y se convirtieron en uno de los capítulos más vergonzosos en la historia del futbol mexicano.

En respuesta, la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) decidió que el Querétaro disputará un año los partidos a puertas cerradas cuando juegue como local, además de que su hinchada no podrá acudir durante tres años a los encuentros (un año en condición de visitante) y que el club deberá pagar una multa de 75.000 dólares.

Al Atlas, en tanto, se le castigó con el impedimento de que su barra pueda acceder a la cancha durante seis meses.

Las sanciones fueron criticadas, ya que se esperaba que Querétaro fuera expulsado definitivamente de la Liga o por lo menos, del torneo actual.

Como nada de ello ocurrió, varios hinchas comenzaron a promover los gritos homofóbicos durante el encuentro que disputará mañana la Selección tricolor y en el que, en caso de ganarle a EE.UU., podría definir su pase al Mundial.

Ello se debe a que la FIFA ya ha castigado a México con multas millonarias y partidos a puertas cerradas por los insultos homofóbicos que se escucharon en los partidos que disputó como local contra República Dominicana, EE.UU., Canadá y Honduras. Ahora, podría ser todavía más grave y cerrarle la puerta de Catar.

Publicidad