Xalapa, Ver.-  El padre José Baizabal Domínguez de la Parroquia San José Carrizal-Apazapan narró su experiencia al saberse posible contagiado de Covid-19 donde llamó a la población no tomarlo a juego.

El arzobispo de Xalapa Hipólito Reyes Larios, en la Catedral Metropolitana de Xalapa pidió orar por la salud de todos los enfermos de coronavirus y del presbítero quien se está enfrentando a esa experiencia.

“Nos envió un mensaje grabado por whatsapp y en Facebook para dar la experiencia muy dramática de lo que ha pasado y lo que se siente estar enfermo de esta pandemia. Ojalá y todos nosotros seamos bien conscientes de no contagiarnos y no contagiar a otras personas por eso hay tantos cuidados”, dijo.

Por ello llamó a la población a seguir en esa tónica y hacer caso a las recomendaciones que se dan por parte de las autoridades sanitarias.

El padre Baizabal Domínguez, es clérigo en esa parroquia en Carrizal en el municipio de Emiliano Zapata y dio un mensaje a través de redes sociales desde su cuarto de hospital donde hace un llamado a la población a no tomar este virus a juego y cuidarse para evitar ser contagiado.

Te puede interesar: Arzobispo pide ofrecer sufrimiento por la pandemia a Dios

Con lágrimas en los ojos, el sacerdote describió la situación que afrontó como posible paciente con coronavirus.

“La experiencia de ser tratado como posible enfermo de este virus, golpeó mucho, me enfrenté a un médico todo con sus vestiduras propias para tratar, creo que a enfermos así, a mi hicieron vestirme de guantes, batas, después me bajaron, empecé a ver el movimiento de la gente, comportándose como distanciadas”, dijo.

Ante su experiencia, pidió a la población entre lágrimas no tomar a juego esta enfermedad e hizo un llamado para atender todas las precauciones necesarias para evitar el contagio, dejar de pensar que “no pasa nada, es jugada de alguien, yo quisiera pedirte que no lo tomes a juego”.

Publicidad