A 24 días de que la eficiente auditora del ORFIS, Delia González Cobos, entregue -después de todas las prorrogas, excusas y pretextos Covid- la Cuenta Pública de los cuitlahuistas, las cosas estarán buenas para la administración “honestina” y los “Reyes vagos” de Veracruz.

Entre los temas que interesan a la ciudadanía se transparenten y argumenten apegados a la legalidad, y no con guía éticas, morales o de reconversión espiritual, están las asignaciones directas en obras, proveeduría de bienes y servicios, aviadores en las secretarias de despacho, subejercicios, manejo y reestructuración de la deuda pública, nuevos empréstitos, eso de entrada.

La titular del ORFIS en Veracruz, Delia González Cobos

Perooooo…Para que la señora González Cobos sea congruente con la fiscalización, y haga valer que “el buen juez por su propia casa empieza”, cuando menos debería de transparentar el nombre y currículum de las personas que ocupan los principales puestos en el organigrama de la dependencia, ya que en la página oficial http://www.orfis.gob.mx no figuran. O será que algo extraño hay en eso. Veremos, dijo el ciego, aunque el pecado esconde.

Buenas tareas y faenas tendrán que enfrentar el ex de todo Ranulfo Márquez y el primer titular de esa dependencia, René Mariani, como asesores de la que buscó ser magistrada del Tribunal Fiscal en tiempos fieles.

Publicidad