Algunos municipios del Estado optan por ocultar qué hacen con sus residuos sólidos o incluso reconocen que sus ciudadanos optan por quemarlos.

En su comparecencia, la auditora general del ORFIS, Delia González Cobos, señaló que el 12 de agosto de 2019 se elaboró un informe sobre este asunto por petición del Congreso.

Advirtió que un número importante no atendió la solicitud del Congreso estatal y del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) para aportar información de este tema que serviría para conocer la situación real del Estado sobre la disposición de los residuos sólidos.

Mencionó que 6 municipios señalaron que no cuentan con tiraderos “por no generar basura” o que la reciclan y queman.

Además, 101 municipios cuentan con tiradero a cielo abierto y 13 depositan sus desechos sólidos en tiraderos a cielo abierto de otros municipios.

De las 212 demarcaciones en la entidad, solamente 15 municipios cuentan con relleno sanitario. Además, 41 depositan sus desechos sólidos en rellenos sanitarios de otros municipios.

La auditora general indicó que en total fueron 36 los ayuntamientos que no atendieron el requerimiento de información del ORFIS.

“El Informe incluye datos sobre localización o ubicación georeferenciada, sobre los tipos de tiraderos conforme a las toneladas que se depositan por día. Además, información relativa a los convenios con empresas o particulares; gastos o inversión generada por limpia y recolección, lo que cada municipio ejerció”, detalló.

La auditora general fue cuestionada sobre este tema por la secretaria de la Comisión de Vigilancia, Mónica Robles Barajas, quien refirió que al presidir la comisión de Justicia y Puntos Constitucionales de busca impulsar la agenda 2030.

Finalmente, González Cobos añadió que el listado de los 36 municipios que no respondieron a la solicitud del ORFIS está dentro del informe que se hizo llegar en el mes de diciembre al Congreso, así como la información de los convenios con empresas particulares para la recolección o disposición final de basura.

“Está contenida en cada una de las páginas del informe viene el municipio, el monto anual pagado en 2018 y la empresa con la que fue contratada, así como la relativa a los tiraderos clandestinos de desechos sólidos, que estas fueron reportadas por  ayuntamientos”, comentó.

Publicidad