Durante el 2020, la actividad ganadera en la zona de Actopan, tuvo un impacto muy negativo en la región ante la sequía registrada, lo que significó muchas pérdidas para los ganaderos ante la falta de apoyos gubernamentales.

“Lamentablemente no hubo apoyo oficial para ninguno de los ganaderos, de asociaciones ganaderos particularmente de la costa donde al perder su ganado no fueron apoyados con forrajes o con agua para poder alimentar en ese momento al ganado y eso fue lo que generó una gran pérdida al hato ganadero de cada uno de ellos”, dijo el abogado Ignacio García Leyva.

Te puede interesar: Ernestina Ascencio: 14 años de impunidad

En entrevista, el además exasesor de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) refirió que no hay cifras oficiales sobre los daños, pero es una realidad de las comunidades que han padecido el abandono de las autoridades.

Explicó que es la sequía la principal afectación porque el ambiente en el que ellos se mueven en el campo está lleno de naturaleza y muy limpio, lo que ha hecho que no haya grandes impactos de la pandemia por el Covid-19.

“Donde sí impacta la pandemia, es en sus comunidades, cuando regresan y tienen que tomar todas las medidas de sanitización y las protocolarias que las autoridades sanitarias han emitido y han sido respetuosas las comunidades, de tal suerte que no ha habido muchas pérdidas humanas en ese sentido”, dijo.

En ese sentido, remarcó que el estiaje podría empezar a resentirse una vez más en los próximos meses por lo que es necesario tener mayor apoyo oficial.

“Yo creo que, si hubiera un poco de presencia de las autoridades federales y estatales, sería un gran aliciente para apoyar la economía de estos grandes productores de ganado que hay en la zona”, abundó.

Publicidad