A pesar de que distintos funcionarios de la administración del gobernador Cuitláhuac García Jiménez siguen denunciando las irregularidades del gobierno que encabezó Miguel Ángel Yunes Linares, tres de las empresas favoritas del yunismo continúan beneficiándose con contratos de obra en este régimen. 

Así lo demuestra el fallo emitido este martes -en poder de Palabras Claras– por los funcionarios de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) que permitirán la ejecución de tres importantes obras en los municipios de Coatepec y Naranjos.

Se trata de las compañías Constructora y Arrendadora CCOCSA, S.A. de C.V; Impulsadora de Desarrollo del Golfo, S.A. de C.V. y EYASA, S. de R.L. de C.V., esta última vinculada al presidente de la delegación Veracruz Centro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Julio Enrique García Martínez, la cual también fue una de las compañías que construyó la carpeta de concreto hidráulico en la carretera Xalapa-Coatepec, “modernizada” en la pasada administración estatal, y en la que se han presentado muchos accidentes automovilísticos por la deficiente proyección constructiva, según se evidenció en las diferentes auditorías realizadas a la obra, lo que llevó a las actuales autoridades a prometer que se harán los trabajos de corrección y reparación.

Se sabe que esas tres empresas ganaron licitaciones durante el yunismo, y en su conjunto, oscilan los 500 millones de pesos. También aseguran que aparte de Yunes Linares, quien tendría intereses, vínculos o relaciones con algunas de estas tres compañías o con las tres, sería el ex titular de la SIOP y actual senador veracruzano Julen Rementería del Puerto.  

De acuerdo a lo que se señala, trasciende que quienes inclinaron la balanza a favor de estas tres empresas en las asignaciones de obras este martes habrían sido el Secretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Elio Hernández Gutiérrez; el subsecretario de Obras Públicas, José Luis Lee Requena y el Jefe de la Unidad Administrativa de esa secretaría, Armando Mendoza Paredes.

En la licitación 930007995-E2-2019, relativo a la obra de construcción de pavimento hidráulico en la calle principal de la localidad entre la carretera Coatepec-Xico y límite de la calle (Hacienda), de la congregación de Zimpizahua, municipio de Coatepec, la empresa EYASA presentó una propuesta de 9 millones 310 mil 374 pesos lo que la ubicó en el lugar número 22, pero hubo constructoras que presentaron propuestas con un precio mucho menor, con diferencias que superan el millón de pesos. Sin embargo, los funcionarios de la SIOP decidieron asignarle la obra a esta compañía que ya habría incurrido en probables irregularidades con la construcción de la carretera Xalapa-Coatepec.

En la obra de Zimpizahua, la dependencia de obras asignó la construcción “por haber presentado la proposición que cumple con los requisitos legales, técnicos y económicos solicitados por la convocante y haber alcanzado el mayor puntaje de la sumatoria”, lo que expone presuntos actos de corrupción.

Asimismo, en la licitación 930007995-E3, relativo a la obra de construcción de pavimento hidráulico en la calle Libertad, entre la carretera Coatepec-Las Trancas y la calle Mundo Nuevo, en el municipio de Coatepec, la empresa Impulsadora de Desarrollo del Golfo, S.A. de C.V., presentó una propuesta por  7 millones 004 mil 713 pesos sin incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA), lo que es superior en precio a otras propuestas, en donde la diferencia fluctúa en los 600 mil pesos. Sin embargo, aquí también la SIOP dictaminó asignar la obra a la empresa que presentó un presupuesto mayor.

De igual forma, en la obra de reconstrucción de pavimento asfáltico del camino Ramal a Tamiahua, del kilómetro 0+000 al kilómetro 6+000, en varias localidades del municipio de Naranjos-Amatlán, le fue asignada a la empresa CCOCSA, S.A. de C.V., por un monto de 17 millones 975 mil 898 pesos.

Cabe destacar que estas tres obras fueron asignadas mediante Licitación Nacional y corresponden al Fideicomiso para la Infraestructura en los Estados (FIES), Fondo para las Entidades Federativas y Municipios Productores de Hidrocarburos Regiones Terrestres (Hidroterrestres), lo que podría traer observaciones y responsabilidades administrativas y penales por parte de las instituciones fiscalizadoras.

CARRETERA XALAPA-COATEPEC: LA PESADILLA QUE CONSTRUYÓ “EYASA”

Cuando se anunció su construcción, en la época del gobernador Yunes Linares, los bombos y platillos retumbaron. Se prometió que era una de las obras más importantes para la capital y la región. Pero a la postre, la reconstrucción de la autopista Xalapa-Coatepec ha sido una espantosa decepción.

Los más de 122 millones de pesos que erogó el gobierno de Veracruz para su construcción, se han traducido en cientos de accidentes con un saldo rojo, sin embargo, el peligro es latente para los miles de automovilistas que viajan del pueblo mágico a la capital de Veracruz y viceversa.

Como se recordará, esta obra fue asignada a través de una licitación a las empresas Eyasa S de RL de CV y Grupo Constructor Transportieren SA de CV, por un monto total de 122 millones 651 mil 39 pesos.

El contrato fue suscrito el 22 de septiembre de 2017, para que la obra arrancara al día siguiente, es decir el 23 de septiembre, y fuera concluida el 30 de diciembre de ese año.

Sin embargo, fue hasta el 25 de febrero que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares pudo inaugurar esa vía, incluso aún sin terminar, pues no contaba con la señalética; faltaban trabajos de pintura y los de jardinería apenas comenzaban.

En el caso de la iluminación todavía no funcionaba y prácticamente todos esos trabajos terminaron durante el mes de abril de ese año, lo cual ya representaba una violación al contrato, por el incumplimiento de las fechas, pero aun así no fueron penalizadas las empresas contratadas por el entonces titular de la SIOP y hoy senador Julen Rementería del Puerto, a pesar de que se pudieron hacer valer las fianzas por vicios ocultos que exige la ley de la materia.

Publicidad