HR Ratings informó que cambió a “estable” la perspectiva crediticia del estado de Veracruz y mantiene su calificación de HR BB, pues el refinanciamiento que realizó la entidad permitió que disminuyeran las tasas de interés y se construyera un nuevo perfil de amortizaciones.

La calificadora mexicana de riesgo crediticio destacó además que la deuda neta ajustada del estado a ingresos de libre disposición disminuyó de 127.8 por ciento, en 2016, a 109.9 por ciento para el cierre de 2017.

En un reporte, informó que el retiro de la “observación negativa” de Veracruz se debe al proceso de refinanciamiento de la deuda que realizó el estado en diciembre de 2017 y durante el primer trimestre de 2018.

Con esto, se desactivó el riesgo de que se presentara un vencimiento anticipado en siete de sus créditos, así como eventos preventivos sobre las emisiones de certificados bursátiles con las que contaba, subrayó.

Sumado a lo anterior, apuntó la agencia, el refinanciamiento permitió que disminuyeran las tasas de interés y se construyera un nuevo perfil de amortizaciones. No obstante, el uso de financiamiento a corto plazo durante 2016 y 2017 se ve reflejado en un incremento en el servicio de la deuda del estado, acotó.

Pese al buen desempeño reportado en el balance primario en los últimos dos ejercicios, las aclaraciones y depuraciones contables provenientes desde la cuenta pública 2015, permiten ver de manera clara el nivel de obligaciones financieras sin costo (pasivo circulante) con el que cuenta el estado, dijo.

HR Ratings informó que continuará con el monitoreo de la información reportada por el estado con el objetivo de identificar una mayor trasparencia y calidad de la información, lo cual continúa impactando negativamente la calificación crediticia de Veracruz.

Publicidad