En su comunicado dominical, la Arquidiócesis de Xalapa afirmó que la oferta del Estado no puede ser la muerte, con la despenalización del aborto puesto que existen muchas madres que a pesar de las situaciones dramáticas que han vivido, han hecho una opción por la vida.

Poe ello, refirió que se necesita por lo tanto promover leyes que apoyen a las mujeres embarazadas cuya situación social, económica o familiar las coloca en una situación de riesgo, “es importante abrir puertas para la protección de la mujer y diversas opciones de vida para su bebé en gestación”.

Así, rechazó una vez más, la postura abortista y exigió que se respete sin excusas el derecho humano a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, pues afirmó que es voluntad de la gran mayoría de los mexicanos que se mantenga la protección de la vida.

En su comunicado dominical, el vocero José Manuel Suazo Reyes expuso que esto se pide tal como lo establecen los tratados internacionales y las constituciones de los 22 estados del país.

Recordó que el pasado 2 de septiembre de 2021, se llevó a cabo en el Senado de la República el Foro Internacional 2021 sobre La Mujer Embarazada en Estado Vulnerable, del que participaron conferencistas de diversos países.

Te puede interesar: Veracruz puerto, el rey de los socavones en el Estado

Allí se dieron testimonios relacionados con la protección de la vida en situaciones difíciles y se invitaron a 4 mujeres: Una de ellas dijo sí a la vida a pesar de haber sido embarazada por violación sexual a los 12 años. Otra se realizó 4 abortos y narró su arrepentimiento y su reencuentro con Dios. Otra mujer dio a conocer cómo una casa hogar la apoyó en su embarazo inesperado y ahora es una abogada exitosa y tiene dos hijos; la última mujer, compartió que nació en una casa hogar y ahora tiene 18 años.

Refirió que estos  hechos demuestran la necesidad de que el Estado debe promover políticas públicas que ofrezcan opciones de vida a las mujeres que viven un embarazo y se encuentran en un estado de vulnerabilidad.

“La oferta del Estado no puede ser la muerte, existen muchas madres que a pesar de las situaciones dramáticas que han vivido, han hecho una opción por la vida. Se necesita por lo tanto promover leyes que apoyen a las mujeres embarazadas cuya situación social, económica o familiar las coloca en una situación de riesgo, es importante abrir puertas para la protección de la mujer y diversas opciones de vida para su bebé en gestación”.

Subrayó que el aborto, además de ser una respuesta de muerte, hace más grande el drama de una mujer que ya es madre.

Publicidad