Xalapa, Ver.- La brecha cultural hace que las mujeres que tienen VIH no lo digan y lo vivan de manera anónima y con vergüenza en la mayoría de las veces, aseveró la coordinadora nacional en Pruebas Rápidas y Prevención en VIH México, Blanca Martínez Torres.

“Diciendo que es otro su diagnóstico, justo porque todavía sigue un estigma y discriminación a la que muchas de ellas le huye”, dijo.

En la presentación del video Debajo de los Laureles, Relatos de Mujeres con VHI, dijo que de cada 10 personas con el virus, seis ocultan el padecimiento, para evitar rechazos porque la gente que de manera equivocada piensa “que se contagia”.

“Desafortunadamente la desinformación sigue, todavía siguen las personas pensando que el VIH se contagia y sabemos que no es así, se tiene que trasmitir a través de ciertas formas o vías, únicamente ciertos fluidos, puertas de entrada pero muchas personas siguen pensando no compartir baños, alimentos, abrazos, besos, información que no está actualizada y seguimos discriminando”, dijo.

Sostuvo que la vía sexual, sanguínea y vertical son las únicas maneras en que se puede adquirir el VIH lo que puede afectar a toda la población y no sólo a algunos sectores como se podía pensar.

“La situación no es discriminar, señalar sino los retos que tenemos todas las organizaciones que nos dedicamos a la salud sexual, el empoderar a las mujeres para que justo pidamos el cordón a la pareja estable o de ocasión”, añadió.

Uno de los retos, dijo, es que en los trabajos no se solicite la prueba como condicionante y que no se les aplique sin su consentimiento o que sean despedidos por tener el virus, pues aún hay un número de quejas en ese sentido ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Publicidad