Xalapa.- Héctor Cruz Hernández y Gabriela Alonso, padres de Diego Cruz Alonso, sentenciado a cinco años de prisión por el delito de pederastia en agravio de Daphne “N”, acusaron al fiscal general Jorge Winckler Ortiz de “fabricar” el caso de “Los Porkys” y las acusaciones contra su hijo para “usarlo de bandera de campaña” del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. 

En una carta enviada al gobernador Cuitláhuac García Jiménez; al secretario de Gobierno, Eric Cisneros y al magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Edel Humberto Álvarez Peña, aseguraron que el fiscal “ha metido las manos” y ha sido “juez y parte” pues fungió como abogado de la joven aún cuando era ya fiscal de Veracruz. 

 “Fabricó este caso para utilizarlo como bandera de campaña del anterior gobernador y ha fungido como juez y parte indebidamente ya que nunca renunció al cargo de abogado de la joven Daphne e inclusive ya siendo Fiscal, estuvo en la primera comparecencia de Diego y ha  metido las manos para influir en las decisiones judiciales”.

Además, dijeron que Javier Arturo Fernández Gómez, padre de Daphne, fue “protegido” y apoyado por la anterior administración de Miguel Ángel Yunes Linares y el fiscal general Jorge Winckler Ortiz.

Señalaron que hubo preguntas inductivas por parte de la Fiscalía General a la presunta víctima “para encuadrar todo a su favor”, y que no se tomó en cuenta todos los señalamientos que hizo la defensa para demostrar que los hechos no eran como los narró la joven Daphne en su denuncia.

Agregaron que la joven no se presentó a ratificar la denuncia, aún cuando ya era mayor de edad y que por este hecho debieron absolver a su hijo, que junto con otros tres amigos habrían abusado sexualmente de la menor de edad en 2015. 

 “También nosotros estamos en contra de la absurda sentencia dictada en contra nuestro hijo Diego Cruz, también nosotros estamos en contra de la determinación de ese juez que lo encontró culpable sin tomar en cuenta las pruebas que aportó la defensa, todas y cada una de las contradicciones que hubo por parte de la Fiscalía”.

Los padres consideran injusto que “por presiones políticas y mediáticas” se haya condenado a quien aseguran es  inocencia, pues insistieron en que vieron a su hijo —que tras saber sobre la existencia de una orden de aprehensión en su contra huyó a España— como culpable.

 “Violando la presunción de inocencia, exhibiéndolo y lanzándolo a la opinión pública con una historia totalmente distorsionada, mentiras que se creyeron y que resultan en esa indebida sentencia condenatoria que no tiene ningún sustento legal”.

Advirtieron que ninguno de los otros dos implicados está acusado de pederastia agravada ya que fueron exonerados de la agravante por la justicia federal, y que por ello lo que exige Jorge Winckler para condenar a Diego Cruz por pederastia a agravada es absurdo y carece de legalidad.

Por ello, pidieron a los antes citados revisar el expediente y las pruebas que existen a fin de “reparar el evidente conflicto de intereses del Fiscal, pues a pesar de la existencia de división de poderes, se ha prometido justicia a todos los veracruzanos, actuar  conforme a derecho y no ceder a la presiones mediáticas”.

 “Este es un caso más de los que usted ha denunciado donde el fiscal actúa conforme a sus intereses particulares y no en aras de la justicia, no es la primera vez que un juez dice que Diego no es culpable y en esa ocasión utilizaron todo el poder y las influencias que les daba el Gobierno del Estado a nivel nacional para presionar y destituir al juez”.

He aquí la carta íntegra:

Publicidad