Xalapa.- El secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, debe explicar los contratos entregados a la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), propiedad del superdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, señaló la diputada presidenta de la Comisión de Salud, Andrea Yunes Yunes. 

Dijo que se entregaron contactos por 36 millones 578 mil 757 pesos a la empresa, a pesar de que esto significaría un grave conflicto de intereses.

Por ello, dijo que es preocupante la forma en que se asignan los contratos y se hacen las compras de medicamentos en la dependencia, pues no hay información al respecto, lo que habla de procesos que no cumplen con las leyes de transparencia.

“Por supuesto que nos preocupa la discrecionalidad con que se están tomando decisiones en la Secretaría de Salud. Si bien, la situación era urgente, no hubo información ni transparencia en el proceso de compra de medicamentos, y lo que es peor, ni siquiera se pudo resolver el problema de desabasto”.

Por ello, aseguró que es lamentable que el Gobierno del estado, que prometió acabar con la corrupción, siga actuando igual que a quienes criticó.

“Como muchos veracruzanos, tenemos el temor que el cambio de gobierno sólo se traduzca en el cambio de socios, familiares o amigos beneficiados de las compras del gobierno. Es evidente que hay un conflicto de interés del gobierno federal, los gobiernos estatales y algunos de sus militantes que actúan como prósperos empresarios”.

Publicidad