El gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, señaló que el fiscal suspendido Jorge Winckler es un delincuente y la orden de captura en su contra lo confirma.

“En la Fiscalía General del Estado no estaba un procurador de justicia, estaba un auténtico delincuente, una mafia y miren ya nos están dando la razón como lo habíamos dicho”, indicó.

En su visita a Tierra Blanca subrayó que en Veracruz no hay impunidad, sea quien sea el señalado.

“Anoche recibí esa noticia, está girada por un juez y el delito es muy grave; nosotros ya lo veníamos diciendo y ahora el poder judicial lo corrobora”.

Añadió que seguirá el procedimiento, que debe de ser su detención, aunque reconoció que desconoce el paradero tanto de Winckler Ortiz como sus colaboradores.

“El delito es muy grave y es más grave todavía que utilizaran la Fiscalía General al servicio de un grupo delincuencial y no al servicio de la gente”, declaró.

García Jiménez añadió que la justicia federal también ha respaldado la decisión de los diputados del Congreso del Estado para separar del cargo a Winckler Ortiz, ya que no han otorgado amparos al fiscal suspendido.

Verónica Hernández, encargada de despacho de la Fiscalía General de Veracruz

En cuanto a la petición de los senadores de Morena para vigilar las fronteras, añadió que con la orden de aprehensión se espera que Winckler Ortiz y su equipo sean detenidos.

Hay que recordar que este 21 de septiembre un juez local liberó orden de aprehensión en contra del fiscal general suspendido, Jorge Winckler Ortiz, así como a Marcos Even Torres Zamudio, en su paso por la Visitaduría General, aunque recientemente se venía desempeñando como fiscal anticorrupción.

Además también se busca proceder en contra de Luis Eduardo Coronel Gamboa, ex fiscal especial en el tema de desaparecidos y quien recientemente se desempeñaba como fiscal regional de la zona centro Xalapa.

Igualmente, la orden involucra a Roberto Mora Mil, Sergio García y Uriel Rodrigo González, por el delito de privación de la libertad en su modalidad de secuestro en contra de Francisco “N”, quien los denunció penalmente y por la vía del juicio político, sin embargo, esta última no procedió en el Congreso del Estado.

Dichos integrantes y ex integrantes de la Fiscalía están señalados por el delito de privación de la libertad en su modalidad de secuestro y por el delito de desaparición forzada de personas.

Publicidad