Los jugadores de la selección de futbol de Belice vivieron verdaderos momentos de tensión y de terror cuando arribaron la ciudad de Puerto Príncipe, en Haití, para su compromiso en el torneo clasificatorio de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) rumbo a la Copa del Mundo Qatar 2022.

En un video captado por una de las personas que viajaba en el autobús de los jugadores, se puede ver cómo durante el trayecto unos cuantos hombres en motocicleta y con fusiles largos rodean el vehículo.

Conforme pasan los segundos, más sujetos en moto se acercan al lugar y se escucha la preocupación de quien graba y de las personas que están a su lado. Para fortuna de los futbolistas, el incidente no pasó a mayores gracias a que iban escotados por cuatro policías, quienes negociaron con los hombres armados y el autobús pudo continuar con su camino.

Te puede interesar: Otra vez Rusia: dos elefantes protagonizan pelea en plena función de circo

Más tarde, la Federación de Fútbol de Belice informó por medio de un comunicado, “A pesar de la escolta policial, el autobús del equipo fue detenido por un alboroto de insurgentes con rifles de asalto en motocicletas y los escoltas policiales se vieron obligados a negociar con ellos para que el autobús del equipo continuara su viaje hacia el hotel”.

En la misiva también se percibe su molestia por el incidente, “Es una situación a la que el equipo nunca se debería haber enfrentado, pero nos complace informar que nuestros jugadores, aunque impactados por la terrible experiencia, se encuentran a salvo en su hotel. Es lamentable que se hayan enfrentado a una experiencia tan traumática”.

Medios deportivos citaron la declaración del capitán de Belice, Deon McCauley, hacia sus compañeros, “Los felicito por ser valientes. Fue un momento de intenso miedo. Sigamos unidos y tomemos las mejores decisiones para el equipo”.

Desde el 18 de marzo, el gobierno de Haití declaró el estado de emergencia durante un mes, con la intención de restaurar la autoridad del Estado en las zonas que se encuentran controladas por pandillas. Según el informe del gobierno, las organizaciones criminales “Secuestran a personas para pedir rescate, robando y saqueando bienes públicos y privados y enfrentando abiertamente a las fuerzas de seguridad pública”.

El partido entre Belice y Haití se llevará a cabo el próximo 25 de marzo en el estadio Sylvio Cator, en Puerto Príncipe.

Publicidad