La reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador y respaldada por Morena, PT y PVEM pasó al pleno de la Cámara de Diputados para su análisis y votación; sin embargo, la oposición adelantó su voto en contra, así que dio por muerta esta reforma constitucional.

Por la mayoría integrada por Morena, PT y PVEM, las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y Energía aceptaron modificaciones al dictamen, mismas que fueron expuestas por el coordinador de Morena, Ignacio Mier. La oposición no presentó ninguna reserva al anticipar que el bloque lopezobradorista no juntará las dos terceras partes de los votos que se requieren en el pleno.

En lo particular, el dictamen fue aprobado por la comisión de Puntos Constitucionales con 22 votos a favor y 18 en contra. Los integrantes de la comisión de Energía la avalaron con 24 a favor y 18 en contra. La discusión duró cuatro horas.

Anuncios

Ignacio Mier afirmó que con las modificaciones al dictamen se retoman nueve de 12 puntos que exigía la coalición Va por México (PAN-PRI-PRD).

Entre las modificaciones aceptadas se encuentra añadir la reforma al artículo 4 constitucional para que “toda persona pueda acceder al uso y suministro de energía eléctrica suficiente y asequible como condición previa para el goce de los derechos humanos que establece la Constitución”.

“La CFE procederá a establecer un esquema tarifario del servicio público que permita reducir las tarifas de alumbrado público, de bombeo de agua potable, saneamiento y consumo doméstico; asimismo, revisará las que correspondan a las instituciones de salud y educación pública, con el objetivo de que su suministro se preste en condiciones asequibles”, se lee en el dictamen aprobado.

Te puede interesar: Aprobar la reforma eléctrica, pondría en riesgo al T-MEC: BBVA

También se aceptó reconocer los contratos de generación distribuida existentes y mantener las condiciones vigentes para nuevos contratos hasta por 0.5 megawatts.

“Los ayuntamientos y organizaciones del sector social sin fines de lucro podrán celebrar contratos para el autoconsumo con la generación distribuida hasta por 1.0 megawatt cumpliendo los requisitos que establezca la CFE”, agrega.

Ignacio Mier pidió a la oposición reflexionar y meditar los cambios, al asegurar que están atendidas las demandas que solicitaron.

“Falta que tomen una decisión: están con México o están a favor sólo de intereses extranjeros”, concluyó su intervención y posteriormente, en conferencia de prensa dijo que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Sin embargo, PAN, PRI, PRD y MC fueron muy claros: No votarán esta reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La panista Laura Patricia Contreras afirmó que no serán cómplices de un “capricho presidencial” y una vez que este dictamen se deseche en el Pleno, los diputados estarán en posibilidad de presentar una propuesta que sí le sirva al país.

El priísta Pedro Armentía López advirtió que Morena no tendrá los votos del PRI porque la reforma que plantean le otorga un monopolio a la CFE y es contraria a la Constitución.

Este martes comenzará la discusión de la reforma en el pleno de San Lázaro y para que se apruebe se requieren 334 votos, pero Morena y sus aliados tienen 277 votos, les faltan 67 para que pase al Senado.

Publicidad