Agencia Reforma

En medio de una polvorosa zona en construcción, resalta por su verdor un campo de beisbol, el juego favorito del Presidente Andrés Manuel López Obrador. 

El campo y sus instalaciones se construyen aceleradamente a unos pasos de la nueva base militar en Santa Lucía, que fue inaugurada por el Mandatario en febrero pasado. 

El área donde se construye forma parte de un polígono para actividades deportivas y se encuentra a un costado de lo que será la Escuela Militar de Tropas Especialistas de la Fuerza Aérea. 

El complejo contará con alberca, canchas de futbol, basquetbol y tenis, así como una pista de atletismo. 

La zona forma parte de las nuevas instalaciones y zonas habitacionales que se construyen para los elementos del Ejército mexicano. 

Consultada al respecto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) indicó que por la veda electoral no podía informar sobre avances en las obras públicas. 

El actual Gobierno ha comprado, construido y remodelado estadios e instalaciones de beisbol, acciones que incluyen los 100 millones de pesos destinados a un parque de beisbol donde juegan las Guacamayas de Palenque, en Chiapas, el equipo de Pío López Obrador, hermano del Presidente.

Publicidad