El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a Estados Unidos a respetar la política energética que México elija en este sector, así como su gobierno, señaló, no se entromete en asuntos del país vecino.

Lo anterior, luego de que Estados Unidos urgiera a México a respetar la inversión privada en materia energética, tras la aprobación de la contrarreforma eléctrica en la Cámara de Diputados y su inminente revisión en el Senado.

En conferencia de prensa matutina, el Titular del Ejecutivo federal manifestó que su gobierno no se inmiscuye en asuntos de otras naciones, porque, apuntó, no quiere que países extranjeros decidan sobre temas que sólo corresponden a los mexicanos.

Te puede interesar: Colocarán placa para visibilizar crímenes de odio en Xalapa

“Es un asunto de las políticas de cada país, de cada nación. Somos libres y soberanos, somos independientes. Nosotros no nos inmiscuimos en los asuntos de Estados Unidos de América, no nos metemos, y de ninguna nación del mundo, porque no queremos que nadie decida sobre lo que les corresponde a los mexicanos; además, sería violatorio de la Constitución”, indicó.

“Ellos opinan que nosotros debemos de actuar de una forma. Está bien, porque también hay que garantizar la libertad de expresión, no sólo en un país, sino eso es un principio universal, pero debemos respetar en esta materia del manejo de la política eléctrica”.

En Palacio Nacional, el Mandatario indicó que ante las recientes heladas que afectaron a Texas, se difundió en medios que no “funciona bien” la política energética que se aplica en este estado y otros de la Unión Americana, pero, comentó, eso no le corresponde a él comentarlo.

“No es contradecirme y entrometerme, pero ahora que tuvieron el problema de las heladas en Texas se dio a conocer que no funciona bien la política energética que se aplica, cuando menos en ese estado y en otros de la Unión Americana, pero eso ya no me corresponde a mí mencionarlo”, indicó.

El Ejecutivo federal acusó que en sexenios pasados los legisladores y gobernantes recibían órdenes de grupos de intereses, y fueron éstos, acusó, los que les ordenaron aprobar la reforma energética.

Acusó que con esta reforma se vieron beneficiadas empresas mexicanas y extranjeras, las cuales, señaló, “saquearon como si viviésemos en tiempos de Conquista”.

Publicidad