El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asistirá del 2 al 4 de diciembre a la reunión cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que tendrá lugar en Londres, confirmó este viernes la Casa Blanca.

“El presidente Trump y la primera dama, Melania Trump, viajarán al Reino Unido” para participar en el encuentro de gobernantes de esa alianza, señaló el comunicado, que confirma informaciones adelantadas días atrás por los medios locales.

Lo que no mencionó el comunicado fue la posible entrevista entre Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, poco antes o poco después de la reunión de los líderes de la OTAN, para cerrar un principio de acuerdo que resuelva la guerra comercial entre ambos países, algo de lo que habían informado medios especializados como la cadena de televisión CNBC, que citaba fuentes cercanas a las negociaciones comerciales.

“Setenta años después de su fundación, la OTAN sigue siendo la alianza más exitosa de la historia, que garantiza la seguridad, la prosperidad y la libertad de sus miembros”, indicó el comunicado.

“El presidente Trump está listo para reunirse con los otros jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN para revisar el progreso sin precedentes hacia la repartición de las cargas, incluida la adición de más de 100 mil millones de dólares en nuevos gastos de defensa desde 2016“, agregó.

Trump también “enfatizará la necesidad de que la OTAN asegure su preparación para las amenazas del mañana, incluidas las que proceden del ciberespacio, las que afectan nuestras infraestructuras fundamentales y redes de comunicación, y las que plantea el terrorismo”, concluyó el comunicado.

Desde que llegó a la Casa Blanca, en enero de 2017, Trump ha argumentado que Estados Unidos gasta demasiado en la OTAN y al comienzo de su mandato evitó reafirmar su compromiso con el principio de defensa mutua de los países miembros.

En el último año, sin embargo, el presidente ha relajado su retórica en lo que hace a los aliados de Washington en Europa.

Publicidad