La tensión política continúa en Estados Unidos tras el asalto al Congreso del miércoles, con cada vez más llamados a la renuncia del presidente Donald Trump y el posible inicio de un nuevo juicio político en su contra a menos de dos semanas de que concluya oficialmente su mandato.

A la oposición demócrata se sumaron varios republicanos, indignados ante el comportamiento de Trump por arengar a sus seguidores a marchar hacia el Congreso tras un acto político en el que repitió sus denuncias, desestimadas por los tribunales, de fraude electoral.

En la caótica y violenta jornada fallecieron cinco personas, entre ellas un policía del Capitolio. “Sí que creo que el presidente cometió ofensas dignas de un juicio político (…) Su comportamiento esta semana le descalifica para seguir” como presidente, aseguró el senador republicano Pat Toomey en una entrevista en el canal conservador Fox.

En un la misma línea se expresó el también senador republicano Ben Sasse, quien dijo que si se abre un proceso considerará obviamente los artículos que presenten en su contra.

“Creo que el presidente ha ignorado su juramento del cargo (…) para preservar, proteger y defender la Constitución. Actuó en su contra”, apuntó Sasse.

DOS OPCIONES

Existen dos opciones bajo consideración en medio del asombro y el estupor tras el inaudito asalto al Congreso del pasado miércoles.

Por un lado, la inhabilitación de Trump a través de la enmienda de la Constitución por su incapacidad para gobernar, algo que debería encabezar el vicepresidente Mike Pence y que debería contar con el respaldo de la mitad del gabinete presidencial, y que parece poco probable.

La otra, más plausible, es que los demócratas con mayoría en la Cámara de Representantes presenten un cargo de “incitación a la insurrección” en contra del presidente de Estados Unidos para abrir un nuevo juicio político contra Trump, y que le convertiría en el único mandatario enjuiciado en dos ocasiones.

Por ahora, más de 190 de los 222 demócratas han respaldado una resolución del legislador Ted Lieu para presentar el cargo de destitución en contra de Trump.

Publicidad