El exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, podría sufrir otro revés judicial y perder una residencia de lujo en el poniente de la ciudad, asegurada en mayo pasado por autoridades como parte de la investigación en su contra por el delito de lavado de dinero.

De acuerdo con el diario Reforma, la Fiscalía General de la República (FGR) dio aviso del inicio de un periodo de 90 días para que los interesados reclamen la propiedad ubicada en la colonia Lomas de Bezares y, en caso de que nadie cumpla con el trámite, la vivienda pasará a la federación.

En la averiguación contra Lozoya Austin se presume que la casa fue adquirida luego de que la constructora brasileña Odebrecht depositara 2.5 millones de francos suizos en una cuenta asociada al exfuncionario en 2012, poco antes de que asumiera la dirección de Pemex.

El 28 de mayo pasado, la Policía Ministerial acudió realizó un cateo en esta dirección a fin de ejecutar una orden de aprehensión en su contra, pero Lozoya no se encontraba en el domicilio.

Abogado de AHMSA compró mansión en Ixtapa a nombre de esposa de Lozoya

Hace unos días se sumó un nuevo elemento a las acusaciones contra el priista, cuando la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló que un abogado de la empresa Altos Hornos de México (AHMSA)  compró una residencia en representación de la esposa de Emilio Lozoya.

La mansión tiene un valor aproximado de 36 millones de pesos y está ubicada en Contramar, uno de los desarrollos inmobiliarios más exclusivos de Ixtapa, Guerrero.

La investigación del MMCI apunta que la transacción se completó 13 días después de que Pemex autorizara la compra a AHMSA de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, en Coatzacoalcos, Veracruz.

Este complejo, que tenía 14 años sin operar, fue adquirido a un precio de 250 millones de dólares, un sobrecosido de al menos 57 por ciento de acuerdo con diversos avalúos.

Publicidad