El alto número de migrantes que se trasladaron desde Centro y Sudamérica hacia México en los últimos años obligan al Gobierno mexicano a plantear una frontera sur más estratégica y sin prejuicios, dijo la ONG Causa en Común.

Además, señaló que las relaciones entre México, Estados Unidos y Centroamérica “requieren una mayor atención, más allá de los intereses comerciales”.

Durante el foro virtual “Las fronteras de México: migración, violencia y fricción política“, la organización analizó los asuntos que demandan atención y cooperación urgentes entre los citados países y la región de Centroamérica.

Te puede interesar: Estallan magistrados del TEPJF contra José Luis Vargas; exigen sesionar para resolver casos de Salgado Macedonio y Morón

“Por su importancia, la frontera norte ocupa un lugar importante en la política exterior y de seguridad, pero tenemos que pensar en la frontera sur de México de una forma más estratégica”, afirmó durante el foro el especialista en seguridad, migración internacional y fronteras Gustavo Mohar.

Además, destacó que el Gobierno mexicano “ha relegado la función migratoria a la Guardia Nacional, lo que potencialmente criminaliza a los migrantes”.

La directora del Semanario Zeta de Tijuana, Adela Navarro, por su parte, señaló que “es probable que las políticas del presidente Joe Biden en materia de migración funcionen tan solo en un mediano plazo”.

Añadió que “nadie está persiguiendo a los criminales en México y, en cambio, se creó una Guardia Nacional que no realiza tareas de inteligencia ni investigación para llevar a los delincuentes ante la justicia”.

Ante ese escenario, el presidente del Migration Policy Institute, Andrew Selee, mencionó que “habría que pensar en crear más canales legales para que las personas puedan migrar de forma ordenada”.

Destacó que “se debe de pensar en un control fronterizo mucho más justo, transparente y profesional, y ver cómo ir profesionalizando a la Guardia Nacional en el tema de migración”.

Publicidad