Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro, señaló que los mandatarios militantes del PAN no participarán en mesas de seguridad si son convocados por los delegados propuestos por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Ayer, los 12 gobernadores panistas escribieron una carta a López Obrador en la que manifestaron su voluntad de trabajar con el presidente electo, pero dijeron que ello no debe ser entendido como sometimiento, por lo que expresaron su rechazo a los coordinadores estatales.

Domínguez Servién afirmó que el posicionamiento de los gobernadores no es una rebelión, sino de un llamado respetuoso a sumarse al plan de seguridad.

Añadió que no el equipo del presidente electo no ha especificado que los gobernadores y fiscales estatales serán invitados a las mesas de seguridad, que serían encabezadas por los coordinadores.

El mandatario señaló que los consejos de seguridad son presididos por los gobernadores y sus equipos electos para eso, por lo que recalcó que no será invitado el delegado asignado para Querétaro y confió en que tendrá una reunión con el próximo gobierno.

Publicidad