México favorece una migración ordenada, segura, regular y con apego a los derechos humanos, aseguró el Gobierno de México al anuncio que hizo este lunes Jen Psaki, la vocera de la Casa Blanca de Estados Unidos, sobre que nuestro país acordó enviar 10 mil soldados a la frontera sur para frenar la migración hacia la Unión Americana.

En un breve comunicado, señaló que México sostiene, además, “que el desarrollo económico y social es la única solución de fondo al fenómeno migratorio”.

Refirió, también, que las autoridades nacionales mantendrán el despliegue ya existente en la frontera sur, para “cumplir su propia legislación migratoria” y brindar atención a los migrantes, así como para las labores referentes al combate a la trata de personas.

Te puede interesar: Banxico advierte nuevos retos para la recuperación económica por COVID-19

“México mantendrá el despliegue ya existente de Fuerzas Federales en su zona fronteriza, con el objetivo de hacer cumplir su propia legislación migratoria, a fin de brindar atención a las personas migrantes, principalmente a menores no acompañados, y combatir el tráfico de personas”, refirió el mensaje.

México pactó envío de 10 mil soldados, asegura la Casa Blanca

Como le contamos en este espacio, Estados Unidos anunció este lunes que llegó a acuerdos con México, Honduras y Guatemala para que movilicen a miles de militares y policías en sus fronteras con el objetivo de frenar la migración irregular hacia el norte, que alcanzó récords en el mes de marzo.

El Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, negoció en las últimas semanas con representantes de esos tres países, que se “comprometieron a aumentar la seguridad” en sus respectivas fronteras, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

“México tomó la decisión de mantener 10 mil efectivos en su frontera sur, algo que permite elevar al doble las interdicciones (del paso) de migrantes”, precisó Psaki.

Publicidad