En México no hay una estrategia de dar ingreso universal para todos y se perfila que no habrá, como vía para enfrentar los efectos económicos y sociales del coronavirus, indicó el líder parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Diputados, Mario Delgado.

Durante una reunión virtual de la “Asociación Nacional de Legisladores de la 4T”, el legislador dijo que la apuesta del Gobierno Federal es cumplir el plan previamente establecido, de “inyectar dinero abajo”, hasta llegar a 25 millones de hogares con apoyo económico directo.

Te puede interesar: Ingreso Básico Universal es importante: Cepal

Ello forma parte de los programas sociales del Ejecutivo Federal planteados desde el inicio de la administración, no necesariamente de las acciones emergentes para atender la pandemia por coronavirus, apuntó.

“El Gobierno Mexicano, el Presidente López Obrador había arrancado un programa de apoyo social muy ambicioso, de tal manera que de los 32 millones de hogares que hay en nuestro país, 18 ya tienen algún programa social, y ahora la meta es llegar a 25 millones, digamos, no hay una estrategia de ingreso vital para todos, pero sí hay una concentración de apoyos en quien más lo necesite. Y la visión que tiene el Presidente es inyectar dinero abajo”, planteó.

Ante los expresidentes de España y Colombia, así como representantes de Chile y Brasil, el legislador mexicano indicó que sí se han aplicado medidas específicas en respuesta a la emergencia sanitaria por coronavirus, como un programa de microcréditos.

Delgado Carrillo aseguró que la pandemia agarró a México con finanzas sanas e inflación a la baja, y actualmente se debate entre tomar deuda o generar recursos por otras vías, ello, ante la dificultad que presenta tener “bajísimos” ingresos tributarios.

Al manifestarse a favor de repensar a Latinoamérica y unificar a las naciones, en especial a las fuerzas progresistas en la región, acusó que la derecha está utilizando la crisis para sacar ventaja política. “Por eso hay que hacer llamado a la unidad de fuerzas progresistas”, insistió.

En ese marco, el expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero anunció que este viernes 29 de mayo, su nación aprobó el ingreso mínimo vital o renta básica universal, en beneficio de casi tres millones de personas que, de acuerdo a sus condiciones económicas, recibirán entre 500 y mil euros.

Se trata de una gran medida y un derecho universal que aplicará no solo durante la pandemia por Covid-19, sino de manera permanente.

Al señalar que se trata de un cambio “estructural”, Rodríguez Zapatero expresó que se trata de una expresión de solidaridad de la patria. “Un país que no es solidario no es patria, es un negocio y hay países que están actuando como negocios”, lamentó.

El ingreso mínimo vital en España, agregó, implicará una inversión de tres mil millones de euros al año.

En su participación, el subsecretario de Relaciones Exteriores, Maximiliano Reyes lanzó la propuesta de implementar un impuesto de 3 por ciento a la riqueza, y otras dos medidas de tipo económico, para generar una bolsa a nivel América Latina, de 126 mil 683 millones de dólares, para atender el impacto de la pandemia.

Publicidad