Xalapa, Ver. El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que el grupo de gobernadores que ha expresado su desacuerdo con las políticas federales frente al Covid-19 no es golpista, ni separatista como lo habría dicho el mandatario estatal, Cuitláhuac García Jiménez, pues más bien es un asunto “politiquero”.

“Yo no diría que es un agrupamiento golpista, ni siquiera diría con todo respeto a lo que expresó el gobernador de Veracruz, separatista porque no están planteando desprenderse de la República Mexicana”, dijo.

Te puede interesar: Cuitláhuac García califica como “golpistas” a gobernadores que defienden federalismo

En la conferencia mañanera desde la capital del estado señaló que es un asunto político o “politiquero”; sin embargo, destacó que “somos libres”.

“Prohibido prohibir, todos tenemos derecho a manifestarnos y se tiene que garantizar el derecho a disentir y no incomodarnos ni tener la piel muy delgadita como para no resistir, hasta insultos. Nunca habían insultado tanto a un presidente como ahora” dijo.

Expuso que ahora hay hasta un concurso para ver quién insulta más al mandatario federal, “quién es el más majadero, grosero, lépero, pero no pasa nada yo me atengo a mi tribunal y el tribunal que juzga mis actos, es mi conciencia”.

Sostuvo que todo lo demás se explica “y algunos que quieren aprovechar como oportunismo cualquier situación”.

El mandatario federal dijo los planteamientos de los gobernadores, es propagandístico y no es para mortificarse pues el gobierno tiene una encomienda dado que el gobierno se eligió para desterrar la corrupción y hacer justicia.

Agregó que ya vendrán las elecciones y lo que propuso de revocación de mandato, por lo que, el triunfo de la reacción es moralmente imposible dado que ya tuvieron su oportunidad y se dedicaron a saquear y robar.

Publicidad