La cifra de contagios globales de coronavirus roza hoy la barrera de los 28 millones y la de muertos supera la de los 900 mil, seis meses después de que el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declarara que el COVID-19 se había convertido en una pandemia.

Los casos en el mundo se elevan ya a 27.97 millones, después de que se notificaran más de 250 mil en la última jornada, y los muertos suman 905 mil 426, según las estadísticas del organismo, con sede en Ginebra.

América concentra más de la mitad de los casos (14.4 millones) y el sur de Asia es la segunda región más afectada en cuanto a contagios, con 5.1 millones de positivos, seguida de Europa (4.6 millones) y de Oriente Medio (2 millones).

Medio millón de muertes en América

Además, el continente americano rebasó la barrera del medio millón de fallecidos.

En segundo lugar en número de defunciones se mantiene Europa con 224 mil, seguida del sur de Asia (89 mil) y Oriente Medio (54 mil).

Las gráficas de casos diarios muestran que Europa está en una segunda oleada de la pandemia, con cifras similares de contagios diarios a las de marzo y abril, aunque con 10 veces menos muertes.

Oriente Medio podría estar entrando también en un nuevo pico, al tiempo que los casos en Asia del Sur presentan un rápido ascenso, como muestran las curvas continentales.

Por el contrario, África, Asia-Pacífico y en menor medida América registran una curva descendente en el número de positivos al día.

Por países, Estados Unidos sigue siendo el que más casos acumula (6.3 millones), seguido de India con 4.5 millones y las tasas de contagios diarios más altas registradas hasta ahora por cualquier nación: casi 100 mil por jornada.

Brasil se encuentra en tercer lugar, con 4.1 millones de casos, y le siguen Rusia (un millón), Perú (700 mil), Colombia (686 mil), México (647 mil), Sudáfrica (642 mil), España (543 mil), Argentina (512 mil) y Chile (428 mil), una lista que permite observar que Latinoamérica sigue siendo uno de los epicentros de la pandemia.

Las posiciones varían en la clasificación de países con más fallecidos, en la que, si bien Estados Unidos también ocupa el primer lugar con 189 mil defunciones, Brasil es segunda con 128 mil, India tercera con 76 mil y México cuarta con 69 mil decesos.

El Reino Unido, Italia, Francia, Perú (30 mil 236 fallecidos), España (29 mil 628) e Irán completan la lista de los 10 países con más muertes.

Casi tres cuartas partes de los enfermos recuperados

El dato positivo, recopilado por las redes sanitarias nacionales y no por la OMS, lo dan los pacientes recuperados, que ya se elevan a 20.4 millones, más del 70 por ciento del total.

De los siete millones de casos activos, solo en torno a un 1 por ciento, unos 60 mil, se encuentran en estado grave o crítico, un número que se ha mantenido muy estable durante los últimos cuatro meses, pese al aumento de contagios.

El director general de la OMS anunció el 11 de marzo que el COVID-19 se había convertido en una pandemia, cuando apenas se superaban los 100 mil casos y las 4 mil muertes en todo el planeta, aunque ya antes, el 30 de enero, había declarado la emergencia de salud pública de importancia internacional.

Aunque la declaración de pandemia no fue oficial y no supuso cambios en la estrategia de la OMS, se decidió verbalizarla como toque de atención a la comunidad internacional, tras considerarse que la alerta de enero no había sido respondida adecuadamente por parte de muchos gobiernos.

La OMS considera que una epidemia se ha convertido en pandemia cuando afecta a las seis regiones sanitarias en que divide el mundo la organización (Europa, América, Oriente Medio, África, Asia del Sur y Asia-Pacífico), aunque esta denominación oficial, que se usó con la gripe A de 2009, fue sustituida por las declaraciones de emergencia de salud pública de importancia internacional.

Publicidad