Los veracruzanos no debemos bajar la guardia en las medidas de sana distancia y en la lucha contra el coronavirus. Se han cumplido siete meses desde que apareció la enfermedad en el estado y lamentablemente las cifras de contagios y defunciones continúan su marcha aterradora. De acuerdo con las autoridades estatales de salud, hasta el día de ayer se habían acumulado 4,758 fallecimientos y 35,817 casos confirmados, además de 9,294 casos sospechosos. Números preocupantes que obligan a mantener y aumentar las medidas de contención para poder afrontar la pandemia.

El territorio con mayor problema es el perteneciente al municipio de Veracruz, donde han fallecido 1,013 personas y existen 8,022 casos confirmados. 

Otros lugares en los que también aparecen cifras altas, son los municipios de Coatzacoalcos y Xalapa, donde han fallecido 443 y 293 personas, respectivamente. Pero también hay alarma en Poza Rica, Tuxpan, Minatitlán, Córdoba, Orizaba, Boca del Río y Nanchital, principalmente. Son escasos los municipios que presentan números bajos de contagio; en realidad el coronavirus se ha localizado más en zonas urbanas que rurales, sin embargo, el movimiento e interacción de personas aumenta la probabilidad de contagio.

El gobierno federal ha anunciado la posibilidad de que en el primer trimestre de 2021 se esté vacunando a la población mexicana, aunque también se ha advertido que los primeros a inmunizar serán los trabajadores del sector salud y en seguida los adultos mayores y las personas con enfermedades como diabetes, hipertensión u otros males que las sitúen en riesgo. 

Han sido esperanzadoras las noticias de que en noviembre próximo las empresas farmacéuticas internacionales comenzarán a hacer las gestiones de autorización de las vacunas que hasta ahora han superado las pruebas de confiabilidad.

Te puede interesar: COVID-19 EN VERACRUZ: ¿POR QUÉ DEBEMOS SEGUIR EN ALERTA?

Los veracruzanos tenemos que estar alertas, el coronavirus sigue presente en el territorio y ya se habla de una segunda ola de contagio, que podría ser peor debido al invierno y a que la gente está aburrida del encierro y comienza a relajar las medidas preventivas.

Esta preocupación la comparten integrantes de la sociedad veracruzana que alertan sobre irresponsables conductas relajadas respecto a la pandemia. Un especialista en servicios de salud en Xalapa, compartió sus estadísticas personales sobre la gravedad del contagio, señalando que en su entorno y entre sus familiares, amigos y conocidos, en este periodo se han enfermado 45 personas, de las que en diversos puntos del país fallecieron 25 enfermos, ya fuera en hospitales o en sus domicilios, presentando todos ellos, síntomas relacionados con el coronavirus o con enfermedades respiratorias graves.

La pandemia de coronavirus no ha concluido. Necesitamos continuar con las medidas de sana distancia, con el uso del cubrebocas y con las acciones sanitizantes recomendadas por las autoridades de salud. 

El gobierno, los sectores productivos, la sociedad y las propias familias tienen que redoblar esfuerzos. No podemos descuidarnos. Nuestra vida y las de nuestros hijos están en juego.   

Publicidad