México no está en bancarrota y, al contrario, presenta finanzas sanas, declaró el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, luego de que ayer el Presidente electo afirmara lo contrario y sostuviera que por la situación económica difícil del país quizá no podrá cumplir todo lo que los ciudadanos están demandando.

En una reunión del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) González Anaya sostuvo que México tiene una estabilidad anclada en sus finanzas públicas sanas, una inflación que va convergiendo al rango del Banco de México y un sector financiero bien capitalizado y líquido.

Además, aseguró que hay que seguir trabajado para que esta situación continúe así y evitar un contagio de otras naciones con dificultades.

En tanto, el Banco de México aclaró que no opinará a los dichos de López Obrador.

Publicidad