En un fallo controversial, el Tribunal Electoral de Veracruz determinó que los diputados Javier Gómez Cazarín, Ana Miriam Ferráez Centeno, Jessica Ramírez Cisneros y Rubén Ríos Uribe, todos de Morena, no se promocionaron indebidamente repartiendo despensas durante la pandemia de COVID.

Lo anterior pese a que ellos mismos compartieron dicha dispersión de apoyos en sus redes sociales, lo que generó críticas de la oposición y buscó ser sancionado por el Organismo Público Local Electoral (OPLE).

Te puede interesar: Sara Ladrón corre a librería de Educal para que le paguen adeudo

Los magistrados señalaron como inexistentes la presunta vulneración al principio de imparcialidad y promoción personalizada, afirmando que las publicaciones en medios de comunicación sobre este asunto pueden ser manipuladas.

El Tribunal resolvió el procedimiento especial sancionador 12 de 2020, que la Secretaría Ejecutiva del OPLE inició de oficio ante la supuesta entrega de despensas y apoyos a la ciudadanía con motivo de la contingencia sanitaria causada por la pandemia originada por el virus SARS-CoV-2, así como la publicitación de dichas entregas, a través de distintas redes sociales.

El Tribunal determinó como inexistentes las conductas denunciadas, toda vez que en el expediente contenían pruebas técnicas consistentes en videos y notas periodísticas, “cuya confección y manipulación” se encuentra al alcance de cualquier persona”.

De acuerdo con los magistrados, por sí solas dichas evidencias no son suficientes para corroborar los hechos que en ellas se encuentran; mientras que las notas periodísticas solo reflejan el posicionamiento de su autor, basados en la libertad de expresión y de prensa.

Por cuanto a los hechos atribuidos al Diputado Rubén Ríos Uribe, se acredita que se tiene que las expresiones realizadas efectivamente fueron hechas a través de sus redes sociales; sin embargo, los hechos atribuidos no constituyen un ilícito en la materia, pues no se advierte que los hechos hubieren tenido fines proselitistas.

Publicidad