El candidato morenista a la gubernatura del estado de Guerrero está a punto de darle un fuerte raco a su partido y al propio presidente de la república. Un culposo pacto con Félix Salgado Macedonio está haciendo decir al presidente una de las peores barbaridades que ha expresado desde que asumió el poder. Ese “ya Chole” de la semana pasada ha molestado a grandes sectores de la sociedad mexicana—no solo mujeres—que cuestionan el pasado negativo del candidato, entre otras cosas acusado de violación por varias mujeres guerrerenses.

La insistencia de AMLO para que su amigo sea el candidato a la gubernatura podría provocar que las encuestas que tanto presume y publicita el mandatario se le vengan abajo a nivel nacional, arrastradas por la disminución de las simpatías color guinda de Morena.  

Un solo caso de violación sería suficiente para echar abajo esa carrera política que no cuaja Salgado Macedonio, imaginemos lo que pasaría con las doce denuncias que se comentan en el estado de Guerrero. Si el presidente de la nación no pondera esa fuerte debilidad, estaría cargando él mismo con la disminución de votos que se vendrán en todo México, motivado por el furioso activismo de las organizaciones feministas que ya tienen eco en la prensa internacional.

El candidato morenista está tratando de ser por tercera ocasión candidato a la gubernatura. Sabe que esta vez sí podría alcanzar su sueño, aunque sea presionando al presidente, que no sabe cómo sacudírselo, gracias a un supuesto pacto, que podría ser de sangre, dolor y lágrimas para el morenismo. El político de 64 años ya fue alcalde de Acapulco, donde dejó pésimos recuerdos, y acaba de dejar el escaño de la senaduría, donde tiene fuertes ligas con Ricardo Monreal.  

Uno de los casos que más persiguen al ingeniero Salgado Macedonio es la seria acusación de violación agravada, golpes e intento de asesinato, que en 2016 presentó una compañera trabajadora de la época en que Félix fue director de La Jornada en Guerrero. 

La diputada Lorena Villavicencio y más de 100 senadoras y diputadas se han opuesto a esa candidatura. El senador Germán Martínez pidió a su excompañero que renuncie a dicha candidatura. Varias asociaciones y colectivos feministas impulsan un movimiento contra el candidato morenista.

El actor Diego Luna de plano le pidió al presidente que rompa el pacto con Félix Salgado. Ante la presión social, López Obrador soltó el grosero “Ya Chole”, agregando que hay una campaña de linchamiento y minimizando el caso.

Guerrero puede desguindarse y generar un efecto dominó en el país este 6 de junio. Ojalá encuentren a otros más idóneos que enarbolen la bandera morenista en ese estado. Las mujeres van por otra manifestación nacional de fuerza y congruencia. 

Publicidad