Cuestionado sobre los nulos avances a las denuncias que se han presentado en contra el exgobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó que exista un pacto de impunidad.

Además, subrayó que su Gobierno “no será cómplice de nadie” pero tampoco fabricará delitos, por ello pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) actuar conforme a la Ley.

Te puede interesar: FGR acusa a Peña Nieto de traidor y jefe criminal

Además, reiteró su respaldo al gobernador, Cuitláhuac García, apuntando que tras varios Gobiernos señalados por corrupción al menos ahora hay alguien honesto en el Ejecutivo estatal, aunque esto no quiere decir que el mandatario sea “un santo”.

Este jueves en la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional el presidente recordó que sí se está procediendo en contra de actos de corrupción como los que se señalan en Veracruz y un ejemplo es que un exgobernador veracruzano está en prisión, refiriéndose a Javier Duarte.

“En el caso de Veracruz yo creo que hay denuncias de los anteriores gobernadores, tan es así que hay un Gobernador en la cárcel y también hay denuncias en contra del exgobernador reciente. Tienen que desahogarse todas esas acusaciones volviendo a lo mismo, con pruebas, sin fabricar delitos, sin cometer injusticias, pero al mismo tiempo que no haya impunidad para nadie”, señaló.

Cuestionado sobre manifestaciones como la del Movimiento de Los 400 Pueblos en Xalapa, organización que señala “un pacto de impunidad” y exige proceder contra el Gobierno de Yunes Linares por actos arbitrarios, así como las denuncias por presuntos desvíos como el Sistema Estatal de Videovigilancia, López Obrador reiteró que la Fiscalía General de la República (FGR) debe de resolver.

“En estos casos es la Fiscalía General de la República la que debe de actuar y los jueces; por lo que corresponde al Ejecutivo Federal nosotros no protegemos a nadie, no hay impunidad, no somos cómplices de nadie.

“Pero al mismo tiempo pues no mando a hacer investigaciones en contra de nuestros adversarios para fabricar delitos, como lo hacían antes; una mala práctica que padecían todos (…). Las acusaciones tienen que desahogarse con pruebas”, respondió.

López Obrador insistió en que los veracruzanos ahora pueden confiar en que tienen a un gobernador honesto, lo que tenía tiempo que no pasaba.

“Mis paisanos ahora cuentan con un Gobernador honesto, Cuitláhuac García, tenía mucho tiempo que esto no pasaba en Veracruz; no estoy diciendo que es un santo, que es perfecto, pero no tengo duda que es una gente honesta y eso es muy importante”, dijo el presidente.

Publicidad