Xalapa, Ver. Tres jóvenes que fueron detenidos por la Fuerza Civil en Xalapa habrían sido torturados y obligados a entregar dinero a cambio de su libertad, acusó David, padre de Antonio, uno de tres jóvenes detenidos. 

Dijo que los detuvieron durante 12 horas, luego de ser detenidos cuando circulaban en un automóvil por el fraccionamiento Homex.

Tras la inspección encontraron en uno de ellos una colilla de cigarro de mariguana, por lo cual fueron detenidos y llevados a las afueras de Xalapa; ahí los policías los torturaron. 

“Fueron torturados, los tres fueron esposados, para dejarlos inmóviles; cubrieron su cara con un trapo, tratándolos de ahogar con agua, recibiendo golpes y toques eléctricos  en todo el cuerpo, es decir; en testículos, cuello, abdomen, cabeza, cara, brazos, manos, piernas y pies”, señaló. 

Te puede interesar: Podría haber ‘ley seca’ el 15 de septiembre en Xalapa 

Al no obtener información, los elementos de la Fuerza Civil los amenazaron con un machete y ante el temor de perder la vida Antonio les ofreció 20 mil pesos a los policías, por lo cual cerca de las 3 de la mañana los policías y los jóvenes acudieron a la vivienda de Antonio, entraron con lujo de violencia, derribaron la puerta de acceso y encañonaron a quienes estaban dentro.

David denunció que robaron objetos de valor del interior de la casa, como ropa, tenis, refrigerador, pantalla, computadoras, una consola de video juegos, incluso un vehículo marca Peugeot, que se encontraba afuera del domicilio. 

Luego dijo que los policías trasladaron a los tres jóvenes al punto en donde inició la tortura y ahí les habrían “sembrado droga”, posteriormente fueron trasladados al Cuartel General de la Policía Estatal, pero fue hasta las 11 de la mañana que fueron presentados ante la Unidad Integral de Procuración de Justicia, Distrito XI; es decir, 12 horas después de haber sido detenidos.

Los tres fueron imputados por el delito de Delitos Contra la Salud en su modalidad de Narcomenudeo en su forma de Posesión de Narcótico y Ultrajes a la Autoridad y el juez otorgó libertad bajo reservas de ley.

Los familiares señalan que existen irregularidades por parte de los Fiscales de la Unidad Integral de Procuración de Justicia del Distrito XI, porque sus titulares “han demostrado actos de omisión e Incumplimiento de un deber legal en la integración de las respectivas carpetas de investigación”.

David dijo que actualmente Antonio y sus amigos tienen el temor de salir a las calles y perder la vida debido a que los elementos policiacos de la Fuerza Civil tomaron fotografías de su identificación, de su rostro y cuerpo completo.

Publicidad