Xalapa, Ver. – La Arquidiócesis de Xalapa recordó que el 20 de mayo de 2018, el Papa Francisco anunció para el mundo que México tendría un nuevo Cardenal, el Arzobispo emérito de Xalapa, Don Sergio Obeso Rivera porque “se distinguió por su servicio a la Iglesia”.

En su comunicado dominical refiere que este domingo 28 de junio de 2020, se cumplen exactamente 2 años de ese acontecimiento que llenó de mucha alegría a todos los feligreses de esta arquidiócesis.

“Su Eminencia, el Cardenal Sergio Obeso, lo recordamos con mucho cariño y afecto”, dice.

El vocero José Manuel Suazo Reyes apuntó que el Código de Derecho Canónico en el canon 351.1 señala que “los promovidos al cardenalato deben ser varones libremente elegidos por el Sumo Pontífice, que hayan recibido el orden del presbiterado y que se hayan distinguido notablemente por la doctrina, costumbres, piedad y prudencia. Su Eminencia cumplía a cabalidad estos rasgos”.

Te puede interesar: SERGIO OBESO RIVERA, UN SER HUMANO EXCEPCIONAL

Por ello, sostiene que, la designación de Don Sergio Obeso como Cardenal de la Iglesia Católica, confirmaba lo que ya existía en el corazón del pueblo de Dios, “se trató de un justo reconocimiento hecho por el obispo de Roma”.

Añadió que su cardenalato llenó de gran alegría y gozo a toda nuestra arquidiócesis que lo conoció como padre, pastor, maestro, amigo y un gran interlocutor.

“Don Sergio tenía una gran capacidad para conversar con todo tipo de persona, fue un hombre de Dios, un pastor cercano, un misionero incansable, fue un obispo sabio, humilde y sencillo, un hombre recto e íntegro, con una gran capacidad de interlocución, de exquisita conversación y privilegiado sentido del humor. Nos llena de orgullo que un miembro de esta arquidiócesis haya formado parte del círculo cercano al Santo Padre”, abundó.

Publicidad