De acuerdo con la directora de Obras Públicas, Sulekey Citlalli Hernández, las nuevas autoridades municipales tienen la obligación de revisar la situación en que se entregará el área a su cargo y subrayó que no existe temor del proceso de transición y de que se percaten de lo que se ha realizado y aplicado.

“No hay ningún temor, al contrario, con muchas ganas de que ellos se puedan percatar de todo el trabajo que se está haciendo”, añadió.

Explicó que se heredará a la siguiente administración municipal un “banco de proyectos” de obras que no será posible concluir este año.

Se trata de colectores y pavimentos hidráulicos, y obras diversas luego de los más de mil millones de pesos que en estos cuatro años se han invertido.

Te puede interesar: Kilo de tortilla en Xalapa subirá a 16 pesos a partir del 21 de junio

“Hay una inversión que se ha hecho en alumbrado, luminarias led en toda la ciudad, en las congregaciones, este año en el centro como la avenida Ávila Camacho y otros fraccionamientos como Santa Fe”, dijo.

Expuso que es un rezago de más de 40 años y que se ha respondido a la exigencia y hartazgo de la ciudadanía.

“Habla de gestiones que se tienen de hace más de 40 años, es imposible erradicarlas en cuatro años de gestión, pero se ha dado un paso grande y confiamos en que las próximas autoridades van a continuar con este plan de trabajo y de la mano con la ciudadanía”, dijo.

Señaló que el gobierno municipal cerrará con una inversión de obra pública de cerca de mil 300 millones de pesos.

Publicidad