Policías de Rochester (Nueva York, EE.UU.) rociaron con gas pimienta a una niña de 9 años esposada en una patrullera que “tenía tendencias suicidas” y “quería matar a su madre”.

Los agentes acudieron al lugar de los hechos tras recibir una llamada en las que les avisaban de que se habían producido “problemas familiares”.

Te puede interesar: #VIDEO Héroes en acción: rescatan a señora y su perro tras caer en río helado

El Departamento de Policía local publicó el pasado 31 de enero imágenes del incidente grabadas por las cámaras corporales de los oficiales, que esposan a la menor e intentan meterla en la parte trasera de un vehículo policial mientras se resiste y llama a su padre.

La grabación original de la policía de Rochester

“No iré a ninguna parte. Quiero a mi papá (…) no subiré a ningún auto hasta que vea a mi papá”, grita la chica. En un momento dado, un oficial le dice que se comporta “como una niña” y responde: “¡Soy una niña!”.

En otro instante, se escucha que una agente le promete que verá a su padre, pero le pide que entre al coche policial para mantenerse caliente y la niña grita de nuevo.

Finalmente, los oficiales la rocían con gas pimienta y la agredida pide que le limpien los ojos.

Publicidad