Tras haber iniciado denuncias y demandas en contra de diversos ex funcionarios duartistas, acusándolos de corrupción, pero sin concluir una sola, ni ganar un sólo juicio, ahora el ex gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, podría ser llamado a defenderse en una corte de Texas acusado de difamación.

Y es que el ex delegado de la Secretaría de Economía y amigo íntimo de Javier Duarte, José Mansur presentó una demanda por daño moral y difamación en contra de Yunes Linares.

En la demanda, refiere que el ex gobernador panista lo acusa de corrupción y diversos delitos que no logró acreditar ante algún tribunal, ya sea en México o Estados Unidos, razón por la cual, ahora decidió contrademandar.

El proceso legal, originalmente iniciado por Yunes Linares con ayuda de un equipo legal en Texas, buscaba comprobar acusaciones en contra de los presuntos cómplices de Javier Duarte de Ochoa, para supuestamente recuperar más de 2 mil millones de dólares en dinero y en bienes en Estados Unidos.

Mansur, uno de los acusados en este proceso, ha rechazado en múltiples ocasiones cualquier acción ilegal, por tanto, inició una demanda individualmente en contra de Miguel Ángel Yunes Linares y, de manera paralela, presentó una contrademanda contra del propio Gobierno de Veracruz.

Las acusaciones, realizadas el 30 de noviembre de 2018, último día de la administración de Miguel Ángel Yunes, evitarían que la nueva administración, encabezada por el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, pudiera terminar de manera unilateral, por el momento, los procesos en curso, pues bajo las leyes de la Corte de Texas se establece que los alegatos realizados por Mansur deben ser resueltos antes de que el juicio pueda llegar a término.

La defensa de José Antonio Mansur solicitó de manera formal a un juez en Houston que emitiera una orden para incluir formalmente a Yunes Linares en el proceso judicial, lo que podría hacer que el ex mandatario se defienda en la corte. 

A la fecha, el juez no ha determinado un fallo definitivo, de acuerdo con los archivos públicos del caso. Sin embargo, si el juez llegase a fallar a favor de la defensa de Mansur, ésta se vería obligada a notificar formalmente al pasado gobernador, con lo que Yunes Linares se vería obligado a defenderse o arriesgaría ser acreedor de sanciones civiles.

Publicidad